El presente estaba escrito

No tengo dotes adivinatorias ni presumo de ello. Ya las quisiera. Pero merece la pena releer lo publicado y comprobar si el pronóstico era acertado o erróneo. Hoy tan fácil, pues lo que sucede, se escribe y se publica, no desaparece por el derecho al olvido.

El 23 de enero de enero de 2011 publicaba en esta Republica, que es un espacio de libertad, un artículo bajo el título “LAS CAJAS RUSAS”, en el que comenzaba escribiendo: “Como las matriuskas, las muñecas policromadas que esconden en su interior otra de menor tamaño, las Cajas de Ahorro llevan sorpresa debajo de su envoltura. Y no son muñequitas rusas, sino agujeros negros, sumideros, por donde se ha escapado el negocio financiero”.

El 7 de mayo de 2012 publicaba un artículo con el título “BANKIA Y LAS MUÑECAS RUSAS”, en el que finalizaba: “Bankia va a ser objeto de una intervención parcial. Si la cifra que se baraja está en 5.000 millones de euros es una cuestión menor. A salvo que realmente tengamos otro juego de muñecas rusas y realmente estemos en 20.000 millones, cuatro veces más, el 2 por ciento del PIB”.

Contenido parcial del artículo publicado el 10 de mayo de 2012: “BFA: BANCO FALLIDO ALARMA“.

La primera pregunta que hay que responder es con qué auditorias de las Cajas incorporadas se hizo las fusiones, lo que plantea la duda si estos procesos tienen el suficiente rigor contable o por el contrario se ha utilizado el modelo que he calificado de “las muñecas rusas”, dejando en el interior las maderas podridas y muy pintadita por fuera la mayor de todas. Se supone que la Central de Balances del Banco de España y la Inspección de Entidades Financieras emitieron el informe de conformidad en el canje final en la entidad resultante de la participación de cada Caja fusionada.

Si, por el contrario, el Banco de España se limitó a hacer de “hooligan” en las fusiones, tenemos un problema muy grave en la reforma del sistema financiero de las Cajas de Ahorro, ya que el resultado final no es veraz contablemente, lo que está provocando la profunda desconfianza de los mercados y se está trasladando a la prima de riesgo.

Error, inmenso error, no haber procedido a la liquidación ordenada de las entidades no viables como se hizo con la de Castilla-La Mancha, aunque vista la reacción de las Autonomías, Cataluña, Valencia y País Vasco con la nacionalización de la participación de BFA, hay que afirmar que la corona de laurel por ver quién es más provinciano y paleto es de difícil elección. En Valencia un consejero del PP está pidiendo que el Banco de Valencia no pierda su nombre ni su domicilio social en la Comunidad. Fabra debería cesarlo inmediatamente por inepto.

La credibilidad de España y de su sistema financiero está por los suelos y en las primeras páginas de los principales periódicos del mundo. Rajoy tiene que presentar, explicar y aprobar un plan de saneamiento del desastre de la transformación de las Cajas de Ahorro, camufladas bajo el sistema FROB y el modelo de las fusiones superpuestas. El viernes anuncia un nuevo paquete y en su intervención ha utilizado la palabra “determinación”. O se acaban las componendas, los paños calientes, la intervención de los Gobiernos autonómicos, con primos y cuñados en los Consejos y la pachanga político-sindical en las Cajas o vamos a acabar todos en el precipicio.

Goirigolzarri, apoyado por el Santander (2,25%) y La Caixa, (1,5%) accionistas de BAF, tiene el reto de hacer el saneamiento, restablecer los equilibrios y ordenar la liquidación de activos que lastran el balance. No se le pide que se haga socio del Atlético de Madrid.

La nacionalización de BAF es el certificado de defunción de las Cajas de Ahorro, tímidamente planteada su transformación que debió abordase con más valentía, determinación y radicalidad.

No hay peor cuña que la de la misma madera.

Ahora todos, Guindos y Montoro incluidos, dicen que ya lo habían advertido y que “desaconsejaron la salida a Bolsa de Bankia“. Pero, si el FROB se montó con el apoyo explícito de Montoro para ser el coche escoba y buque nodriza de las Cajas de Ahorro. ¿Pero estaban en la actividad política y por lo tanto con toda la información del Banco de España, de la Central de Balances, de los servicios de inspección, de la Agencia Tributaria, etc. etc., mucho más que la de cualquier ciudadano?

Los afectados por las preferentes de las Cajas y la salida a Bolsa ya tienen otro camino jurídico para defenderse: la responsabilidad patrimonial del Estado por el funcionamiento anormal de los servicios públicos al no ejercer sus competencias supervisoras ni el Banco de España ni la CNMV, ni la AEAT.

Las ventajas de Internet y la prensa digital. Ya no hay que bucear en las hemerotecas. Por último, antes del partido Juventus Atlético de Madrid, rectifico: Goirigolzarri sí debería hacerse socio del Atlético.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *