Europa y las aldeas de Asterix

Rajoy ha manifestado en la sesión parlamentaria de control que las posiciones independentistas son un “torpedo contra la UE”. El Presidente del Gobierno podría incluso haber declarado más contundentemente que el independentismo es una ideología regresiva con Europa, con su acervo y su historia.

En Escocia y en Cataluña los independentistas no han comprendido lo que ha significado el proceso de integración europea, lo que aporta y debe aportar en un futuro próximo .Lo que pretenden es retornar a la tribu nación frente al Estado nación. Volver al feudalismo donde florecieron los fueros frente al Estado nación liberal que amparó los derechos del ciudadano frente a los abusos del poder.

Los avances de las encuestas en Escocia parecen que dan una ligerea mayoría al no. Algunos mantendrán que hay una gran mayoría de independentistas. Pero lo que hay que reafirmar es que los procesos secesionistas no son procedimientos unilaterales que el Derecho no acepta ni en la regulación de los divorcios.

La simple contemplación de la realidad permite comprobar que los que es Cataluña sería impensable sin el esfuerzo colectivo de España. Como Escocia tampoco se puede comprender sin su integración en el Reino Unido desde hace más de dos siglos.

El independentismo europeo ha tenido una causa principal en la recuperación de las libertades y la democracia en los países integrados en la extinguida URSS. En Cataluña y en Escocia no hay ninguna razón concurrente en los independentistas que tenga su apoyo en la mejora en las libertades y en los derechos de los ciudadanos que habitan estos territorios.

En el caso de Cataluña, el independentismo pretende imponer su ideología cerrada y opresiva. El modelo educativo y la lengua se impondrá y el respeto a los derechos de quienes quieran seguir recibiendo la educación en castellano o en otra lengua se verá restringido o simplemente desaparecerá. Los precedentes así lo presagian.

Junto a ello, el sentido de solidaridad, los flujos económicos, personales y culturales que se entrecruzan en la realidad de los territorios de España desde hace cinco siglos, se suprimirán. Por que, lo que realmente subyace, es una profunda insolidaridad y una reducción de derechos y libertades.

El impulso de apropiación de los territorios por sus habitantes se reproduce con distintas intensidades en regiones, ciudades, barrios y distritos. Es el efecto de la Aldea de Asterix caracterizado por una patología que se manifiesta en un espacio cerrado, en la negación de la convivencia y de la discrepancia y en una pócima milagrosa que se da a sus habitantes y que se supone genera el efecto de la felicidad.

Rene Goscinny y Alex Uderzo crearon unos personajes que nos han deleitado con sus aventuras frente al opresor romano. Pero en el sustrato ideológico no cabe duda que lo que se plantea es el ámbito tribal frente a la globalización romana que trasladaba su cultura, su derecho y sus costumbres, más revolucionadas y refinadas que los festejos de los galos asando jabalí. En definitiva, palurdos, neandertales que destripan terrones bajo el principio de la defensa de sus costumbres y tradiciones, frente a la evolución y la cultura que ampara al ciudadano y sus libertades.

Por ello, el Presidente Rajoy ha dicho que los independentistas son un torpedo contra Europa que es un espacio abierto de convivencia, de diversidad y de libertad que se está construyendo desde el final de la II Guerra Mundial con el objetivo principal de rechazar los totalitarismos.

Mientras, el sur de Europa recibe emigrantes desesperados que quieren incorporarse a un mundo que asegure su subsistencia básico, algunos, los independentistas, quieren irse de sus comunidades porque no quieren compartir. Además con un previa apropiación de lo que es el resultado de esfuerzos colectivos realizados por personas de diversa procedencia que han construido con su esfuerzo lo que hoy constituyen Escocia y Cataluña.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *