Constitución: 5 éxitos, 5 fracasos (I)

Cuando se cumplen 35 años, como ha cumplido la Constitución, ya se está rotundamente en la madurez y es  un buen momento para dar un nuevo impulso y valorar lo que debe permanecer y lo que puede reformarse. Aunque como ha reconocido Miquel Roca, uno de los ponentes constitucionales, el clima político no favorece un medio ambiente favorable para el consenso constitucional, si es que en la política hay algún momento en el que este medio ambiente sea favorable.

Como en la vida de los individuos, no está mal hacer un ejercicio para recapitular y  sintetizar los éxitos y los fracasos, con una actitud constructiva.

La síntesis exige una cierta simplificación y este artículo no puede ni  pretende ser exhaustivo, labor que excede de un artículo  periodístico.

En el lado de los éxitos.

1.La democracia y el sistema de libertades es un gran valor en un país que ha pasado de la mitad del siglo XX padeciendo guerras , golpes de Estado, dictaduras ,cuarteladas y situaciones revolucionarias.

Hoy, el régimen democrático garantiza una arquitectura política homogénea con los países occidentales más avanzados. Formalmente no hay objeciones fundamentales al texto constitucional y los sucesivos procesos electorales han avalado los Gobiernos constituidos con una participación equiparable a las convocatorias electorales en Europa.

2.Europa y la incorporación a la OTAN es un éxito importante a anotar en el lado positivo de la Constitución. Anhelada durante años, Europa paraíso y refugio para demócratas y liberales durante las dictaduras del pasado siglo, está incorporada a nuestra identidad de una manera indeleble.

Ni las insuficiencias de sus instituciones, ni las vacilaciones de la Comisión Europea, ni los desequilibrios internos entre los Estados, pueden hoy objetar que nuestra integración en las instituciones europeas ha aportado recursos, modernización y ,sobre todo, una red de seguridad para nuestra estructura democrática.

Las dudas sobre el euro y sobre la capacidad de Europa para avanzar decididamente hacia un modelo  más integrador, que se han intensificado con  la dura crisis, hoy empiezan a mostrase irrelevantes y pasajeras ante las evidentes razones que fundamentan nuestra participación en el proceso histórico de construcción de la Europa del futuro.

3.Las mejoras en las infraestructuras de transporte han provocado una autentica revolución transformadora de España que esta interiorizado por los ciudadanos de una manera cotidiana.

Las carreteras, los aeropuertos, el AVE, las cercanías, el metro han cambiado la fisonomía del país y han permitido un crecimiento de nuestro capital fijo que fomenta la movilidad, el turismo y sobre todo la mejora en la vida diaria de los ciudadanos.

Nuevamente hay que volver la mirad a Europa y a los Fondos de Cohesión que han sostenido una parte fundamental del esfuerzo inversor realizado.

4.El fin de la violencia terrorista es un gran activo de estos treinta y cinco años de democracia y ,sin ella, no se hubiera conseguido. No cabe duda que no se ha producido ni un desarme ni una disolución formal de ETA, pero el País Vasco vive en una situación inimaginable hace años y la tragedias de los asesinatos, se secuestros y extorsiones han desparecido de la primera página de los medios de comunicación. Al otro las víctimas y la realidad de que la victoria frente al terrorismo tiene demasiados agujeros negros.

En todo caso, ETA, el Grapo, el GAL son ya una mera referencia negra de nuestra historia colectiva.

5.Los grandes españoles universales que en las ciencias ,las artes, la empres y el deporte han asombrado y recibido la admiración más allá de nuestras fronteras. Los nombres son muchos y han representado la mejor España, resistiendo los embates auto destructivos y derrotistas de un país que tiene una evidente dificultad para reconocerse  con un pensamiento equilibrado.

Somos un país mediano con una larga historia en la que se han alterado épocas de esplendor y ciclos de desanimo y frustración. Un país que renuncia a sus identidades y propenso derribar a los grandes hombres, olvidando sus éxitos y hazañas.

Pero en estos 35 años, los nombres de empresas españoles y de grandes figuras han conquistado países y han llenado de emoción a sus compatriotas que  han sentido el orgullo de una identidad común.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *