Más reformas, señor Guindos

Luis de Guindos, entrevistado este martes en la SER, ha mantenido el tipo y las formas del técnico, distante de la política de bronca y navaja y aséptico ante las preguntas de la entrevistadora que presentaban el caso Bárcenas como un lastre para la economía española.

El dato del paro registrado es un dato positivo, en cuanto supone una estabilización en la destrucción de empleo y por más que se intente rebajar la buena noticia con la ducha fría de que el empleo creado, es un empleo temporal mayoritariamente.

El ministro de Economía ha sido bastante comedido y por más que le hayan presentado “el engaño” ha reiterado que continuamos con un problema gravísimo como consecuencia de un paro situado en el 26 por ciento de la población activa. Tan contenido ha estado que seguro que votantes del PP hubieran deseado una mayor convicción en la defensa de la política económica que está llevando a cabo el Gobierno y en las explicaciones del Presidente Rajoy relativas al caso Bárcenas.

Un asunto en el que la oposición del PSOE tiene el riesgo de situarse en una noria que da vueltas sobre sí misma sin avanzar ni un solo palmo. Los datos del Observatorio que ayer publicaba la cadena SER,con un PSOE situado en el 20,9 por ciento frente al 28,4 por ciento del PP, merecerían que Ferraz hiciese una seria reflexión sobre la idoneidad de su estrategia política y la capacidad de transmitir convicción en sus propuestas a los ciudadanos de su líder, Pérez Rubalcaba y los portavoces que le acompañan.

El PSOE sigue haciendo aguas que es lo que se dice de las embarcaciones que tienen riesgo de hundirse.

Rajoy tiene su planificación aprobada y en curso y no va a entrar de nuevo en el caso Bárcenas a menos que hay sobresaltos judiciales. Ni, por supuesto, va a presentar su dimisión ni va hacer una remodelación del Gobierno a corto plazo.

Los que mantienen estos pronósticos, autodefiniéndose de analistas, confunden la realidad con sus propios deseos y ,además, demuestran ignorancia de la política española y de las características de Mariano Rajoy que seguro que en su círculo próximo dice que él no se ocupa de “caralladas”.

El Gobierno quiere asentar la estabilización económica, condición previa para una recuperación y como ha explicado Guindos, al no ser posible la devaluación monetaria para ganar competitividad son necesarias las reformas estructurales. Y más políticas de calado en las liberalizaciones y reformas territoriales, añadimos.

En este sentido es especialmente significativo que según el Observatorio de la SER sólo el 11 por ciento defienda la actual configuración del Estado de la Autonomías. Un estado de opinión palpable en la calle que pone de manifiesto la quiebra de la confianza en el modelo autonómico y la imputación de causa concurrente en el agravamiento de los efectos de la crisis económica en España.

El alza que se adjudica a UPyD –triplica sus resultados y llega al 14,8 por ciento- tiene, entre sus factores determinantes, su posición de reequilibrar a favor del Estado las competencias nucleares que conforman la igualdad de los servicios sociales básicos. Algo que chirria y demandan los ciudadanos.

Volviendo a la entrevista de Luis de Guindos y sus respuestas en cuanto a la reestructuración del sector financiero, el responsable de Economía no ha matizado que el problema de sobre endeudamiento privado se ha planteado concretamente en las antiguas Cajas de Ahorro, trufadas de políticos y sindicatos que han salido del proceso como niño vestidos de primera comunión y con cara de no haber roto un plato, después de haber actuado de conmilitones de promotores inmobiliarios.

Y le ha faltado también relatar la senda de crecimiento de endeudamiento de algunas Comunidades, sobre endeudamiento público que sigue creciendo también en el Estado de una manera preocupante, aun con la estabilización de la prima de riesgo.

Como dijeron los hermanos Marx en el Oeste, “traed madera” o lo que es lo mismo, “más reformas”, señor Guindos.

2 comentarios
  1. Costadamorte says:

    Le repito lo mismo que dije en el foro del artículo de "MARCELLO"...
    Mi visión general de las cosas es que se producirá no un cuatripartidismo, (o si lo hay será solo coyuntural y por breve plazo), lo que se avecina es una substitución de las élites, (y por tanto de los partidos), tanto en la izquierda, (primero), como en la derecha, (a continuación)...
    A partir de 2016 Podemos será hegemónico en la izquierda..., y a partir de las siguientes elecciones..., 2020?..., creo que antes!, Ciudadanos en la derecha...
    A fin de cuentas eso paso ya hace 40 años..., cuando el PSOE consiguió en el 77 la hegemonía de la izquierda que durante el franquismo tenía el PCE, y el PP en el 83 la derecha que desde la proclamación de la monarquía detentó la UCD como verdadera heredera de la administración franquista con una visión realista de la situación...

    Responder
  2. Lucyinthe Sky says:

    Pues yo todavía no sé qué es lo que aportaría Ciudadanos para solucionar los problemas de España. Porqué Ciudadanos es distinta al PP y al PSOE? Va a gestionar de manera distinta y original la pobreza resultante del tratado TTIP?
    Yo nada más que veo comercios y fábricas españolas cerrando, y bazares chinos abriendo.
    Qué va a hacer Ciudadanos sobre esto?

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *