Seguridad bancaria en Europa

El Eurogrupo vive otra reunión al límite el domingo por la tarde y el lunes para recomponer la crisis bancaria de Chipre. Después de una semana en la que nos han repetido la obviedad que “España no es Chipre”, ahora Guindos se despacha declarando que si no se soluciona la crisis “hay riesgo de contagio para la eurozona”.

El sistema bancario de Chipre,”una economía de casino”, como lo ha definido el ministro de Economía de Francia, está causando una nueva convulsión en la Unión Monetaria, en las relaciones con Rusia e incluso en el tablero de las reservas de gas, que ha provocado una declaración de Turquía con su oposición a la utilización de las reservas de la isla como garantía ante el rescate de la UE.

Europa tropieza ante una situación descontrolada, ¿durante cuando tiempo?, desconocida hasta ahora por los ciudadanos europeos, ¿también para los funcionarios de la UE, del BCE y del FMI? y mal planteada en su estrategia de abordaje, ¿conoceremos al responsable del Eurogrupo autor de la primera desafortunada respuesta?

Lo cierto es que una decisión positiva, solventar el problema bancario chipriota por la UE, se ha convertido en una convulsión y una revuelta popular ante la propuesta de gravar los depósitos bancarios, sin discriminar el mínimo garantizado de 100.000 euros.

El 24 de noviembre 2010 se aprobó el Reglamento 1093/2010 del Parlamento y del Consejo por el que se crea una Autoridad Europea de Supervisión (Autoridad Bancaria Europea) cuyo objetivo, entre otros es “salvaguardar la estabilidad y la eficacia del sistema bancario con especial atención a todo el riesgo sistémico potencial planteado por las entidades financieras, cuya quiebra o mal funcionamiento pueda socavar el funcionamiento del sistema financiero o de la economía real.”

¿Qué ha sucedido desde entonces? ¿Qué medidas se han adoptado desde diciembre, mes en el que entra en vigor el Reglamento, en relación con Chipre?

El 12 de septiembre de 2012, la Comisión europea publicó un documento titulado,”Comunicación de la Comisión al Parlamento europeo y al Consejo. Hoja de ruta hacia una Unión bancaria” en el que se afirma: “La propuesta de la Comisión relativa a la aplicación de los instrumentos de rescate y resolución de bancos en crisis, adoptada el 6 de junio de 2012,es la última de una serie de medidas propuestas para reforzar el sector bancario europeo y evitar los efectos de contagio de toda crisis financiera futura, con repercusiones negativas para depositantes y contribuyentes.”

Ha bastado, sin embargo que un pequeño país caiga en cama por una pulmonía para provocar un contagio en toda Europa. Una situación inexplicable e incomprensible.

Y aún más si examinamos los efectos de la restructuración bancaria en España y la distribución de sus costes. 1. Subida general de impuestos a todos los ciudadanos, con un incremento de 7 puntos en el marginal del último tramo. 2.Pérdidas de capital en las preferentes entre el 61 por ciento y el 38 por ciento. 3.Pérdidas de los 400.000 accionistas de Bankia del 99,9 del valor de sus acciones, si acudieron a la colocación en Bolsa. 4. Aportaciones “manu militari” al SAREB, el Banco malo que repercutirán en la cuenta de resultados de Bancos sanos y entidades de seguro. 5.Traslado de los costes de reestructuración a operadores jurídicos.

Examinada la lista, los depositantes chipriotas salen bien parados con la exigencia de una aportación del 20 por ciento. Qué contentos estarían si les hubieran ofrecido a los clientes de las preferentes de Cataluña Caixa, Novocaixa Galicia o Bankia una pérdida acotada en el 20 por ciento de su inversión. Si así hubiera sido, ahora todos llevarían toda una foto de Guindos en la cartera, junto a la del novio/a o el nieto/a.

Lo que ha sucedido es un auténtico escándalo, de dimensiones colosales, ejemplo de la desidia de la moral pública que se ha practicado, en un sector regulado, híper intervenido y en el que han tenido responsabilidad todos los niveles de las Administraciones Públicas. El Estado, con el Banco de España y la CNMV y las CCAA, con su competencia sobre las Cajas de Ahorro.

Y la guinda, en los partidos nacionales que han promocionado, tolerado y consentido que, por ejemplo la cúpula de Bankia saliera con 71 millones de euros en indemnizaciones.

Solo falta que los presenten a “Splash”, todos al agua, se pongan el bañador

y se tiren a la piscina de la mano de Falete.

3 comentarios
  1. ARL says:

    Mi general, ante todo tiene toda la razón, en todo. Sin embargo, es triste y sorprendente que la actitud del AJEMA haya “despertado entusiasmo y fervor entre sus subordinados”. ¿Tan poco acostumbrados estamos a que el jefe defienda a sus subordinados?
    Por otro lado, nada que no fuera anunciado, como esa intención que cita de acabar con los guetos militares, como dijo un indigno personaje, sin que, en este caso, ningún jefe defendiera no ya
    a sus subordinados sino siquiera a la propia Institución. Nada que no fuera hipócritamente relatado en el libro de Narcís Serra titulado “La transición militar”.
    Porque defender la Institución es defender a los subordinados. Y viceversa. Y hay muchos más casos de abstención del jefe en la defensa de sus subordinados que ejemplos como el del AJEMA. Por ejemplo, cuando los miles de recursos contra la Ley de la carrera militar; cuando la ignominia al ver a miembros de la UMD, los úmedos, condenados por conspiración para la rebelión militar, condecorados; cuando se consumó la prostitución de la enseñanza de formación buscando fines que no le son propios; cuando se ordenó retirar un lema patriótico de la falda de un monte; y tantos y tantos ejemplos más. Entonces no hubo defensa, ni carta, ni nada.
    De todas formas, sea bienvenida la carta del AJEMA. Que sea la primera de muchas. Y echo en falta otras cartas.
    Ángel Rincón

    Responder
  2. Anton says:

    Le doy toda la razón al General,lo que escribe me parece justo, ahora bien, parece que no se habian enterado de la situación de la población en general en ese y otros apartados, y sólo denuncian cuando les toca a ellos, aunque entiendo que no gozan de libertad de expresión, si la tienen los que estan jubilados ó en la reserva y escriben en los Medios.Una vez dicho lo anterior, le deseo lo mejor a sus dos subordinados.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *