Gato blanco, gato negro

La reforma madrileña de la sanidad, por cierto, bastante mal explicada, está provocando un estado de alta tensión con los profesionales sanitarios. El PP, una vez más -el cuidado en la pedagogía y la comunicación no es una de sus virtudes, desde casi siempre- ha convertido un objetivo técnicamente impecable, neutral y necesario en un […]