Andalucía: 358 meses y dos días

Las primeras elecciones en Andalucía se celebraron el 23 de mayo de1982, tras la aprobación de su Estatuto de Autonomía por Ley Orgánica de 6 de diciembre de 1981 y desde entonces siempre ha gobernado el Partido Socialista. El 25 de marzo de 2012 se cumplirán 358 meses y dos días de gobierno monocolor en la primera Comunidad Autónoma de España por población, la segunda por extensión y la tercera por PIB nominal. En términos comparativo, superior a muchos naciones del mundo.

El final de 30 años de poder con mayorías absolutas o apoyos puntuales de IU, está reflejando la descomposición de una estructura política que fue capaz de encumbrar a dirigentes andaluces al Gobierno de España y que actualmente diluye su poder omnímodo entre las luchas cainitas para sobrevivir en la escasez de cargos y nominaciones, el espectáculo de la administración de recursos públicos apresados para interés particulares y de obediencia partidaria y la transformación de una sociedad dual y rural en poblaciones urbanas y dinámicas. Una transformación venida de la democracia y la libertad y limitada en su proyección por el clientelismo que, con distintas intensidades, ha practicado el PSOE con contumacia.

No hay que negar que la UCD cometió un error histórico al querer tapar la ebullición de una sociedad que no estaba dispuesta a quedarse, una vez más, fuera de los cambios que se aventuraban en la España constitucional. La simple lectura de lo que fue la pregunta del referéndum diseñado por el Gobierno de Suarez produce hoy un indudable bochorno. Y tampoco hay que negar que AP primero y el PP después han cometido errores estratégicos manifiestos que han perpetuado las mayorías socialistas durante más tiempo que en otras Comunidades. La historia, con distancia, hará un juicio crítico de las actuaciones de cada uno.

Pero 30 años después parece que, por fin, tendrá lugar una alternancia de poder que, además de otras consideraciones, está exigida por la higiene democrática. Aquí y en Sebastopol la perpetuación en los gobiernos genera tal acumulación de residuos y detritus que las cloacas de la política acaban convirtiéndose en las rutas normales y habituales del poder político. La salud política de gobernantes y gobernados reclama la alternancia en todos los casos, como ya percibieron Cánovas y Maura en la restauración.

Javier Arenas ha tenido la constancia de aguantar los distintos momentos de su ya larga carrera sin desvincularse de Andalucía. Ni en los buenos tiempos, ni en los malos. Y ha llegado su momento aupado por los efectos electorales de 2011 y los duros rescoldos de la crisis económica que ha golpeado a Andalucía con especial dureza. Desde el primer día tendrá que tomar decisiones sin miedo al cambio ni reservas mentales, porque las estructuras políticas de esta tierra necesitan cambios profundos. Contra nadie, pero sin vacilaciones. Con audacia y con la convicción que tiene en sus manos una oportunidad histórica para dar un salto cualitativo que supere la banalidad y le deficiente gestión de muchos años.

Los ciudadanos andaluces son conscientes que viven en la tierra prometida con tantos frutos naturales que ha bastado dejar correr la normalidad democrática para alcanzar mayores cotas de bienestar. Pero en este siglo XXI global, competitivo y despiadado hace algo falta esfuerzo, decisión e imaginación para no perder sitio en la competición entre espacios y territorios.

Arenas tiene que llevar el 25 de marzo un plan estratégico para Andalucía preparado bajo el brazo. Va a gobernar un país y les tiene que explicar a sus ciudadanos que hay un horizonte colectivo que se puede alcanzar. Y ese objetivo debe ser situarse en la modernidad y en la cabeza de las regiones europeas más avanzadas.

8 comentarios
  1. Joan Carles López Sancho says:

    Como experto en radiaciones del hábitat y en especial en la aplicación de nuevas tecnologías, ya basta de intentar confundir a las personas con el calentamiento térmico solo pasa en el horno microondas como recurso más cercano, el wifi es perjudicial no el router como todos plasman ya que a un 3 metros ya no emite radiaciones significativas, pero si que es peligros m´ñas que el teléfono móvil las tabletas, smartphones, portatiles por tener (algunos tienen más de 6 antenas en el dispositivo) y lo que lo hace verdaderamente peligroso es la distancia en las tablets es prácticamente pegadas al cuerpo y a cualquier parte el portátil en las partes bajas pecho y regazo, este es el verdadero problema y el añadido es la proximidad en eventos importantes campos de fútbol, conciertos, y otros eventos (y siempre digo una cosa uno dos 5 wifis no es un problema cientos de miles lo es, déjense de ir de un lado para otro los efectos están ahí y cada vez hay más personas electrosensibles una terrible enfermedad.

    Responder
    • Antonio Pérez says:

      Para mí el BioInitiative, que resume más de 2.000 estudios internacionales sobre el tema como bien dice el texto y que ha sido aceptado por el consejo de Europa es una prueba mucho más a tener en cuenta que lo que tú puedas decir, amigo Isidoro

      Responder
      • Isidoro Martínez - ¿Qué mal pu says:

        Venga, que no sea porque lo digo yo: "El Consejo de Salud de Holanda, el Centro Australiano para la
        Investigación de los Bioefectos de la Radiofrecuencia (ACRBR), el grupo de análisis de los efectos de los campos electromagnéticos de la Comisión Europea, el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos
        (IEEE), la Oficina Alemana de Protección contra la Radiación, y la Agencia Francesa para la Seguridad de la Salud Ambiental y Ocupacional coinciden en que el Informe Bionitiative no cumple los mínimos requisitos científicos y en que no hay pruebas que apoyen lo que dice."

        Responder
  2. Antonio Pérez says:

    " El Consejo de Europa se hizo eco de este estudio en 2012 y desde
    entonces países como Inglaterra, Francia o Suecia han retirado la
    conexión inalámbrica en decenas de centros educativos, museos,
    bibliotecas y lugares públicos". Creo que no hay mucho más que leer. Por mucho que digas Isidoro, estar rodeado de ondas electromagnéticas no tiene que ser muy sano y desde hace unos años a esta parte el cáncer se está multiplicando cada vez más

    Responder
    • Isidoro Martínez - ¿Qué mal pu says:

      Muchas falsedades en su comentario. Los gobiernos que nombra no han hecho ninguna campaña de retirada de WiFi. Desde que existe La Tierra hay ondas electromagnéticas, y de las más débiles que pasan por nuestro cuerpo están las de WiFi o móvil. Y que "el cáncer se está multiplicando" es un bulo como un piano, basado en sesgos de diverso tipo.
      Lo mejor de todo es que, a pesar de esta conspiranoia, puede seguir usando (tal como hace para escribir sus comentarios) dispositivos electrónicos con total tranquilidad.

      Responder
      • Antonio Pérez says:

        Y por cierto, la OMS también demuestra que el cáncer está aumentando y ya se ha convertido en la segunda causa principal de mortalidad después de las enfermedades cardiovasculares

        Responder
        • Isidoro Martínez - ¿Qué mal pu says:

          ¿Se refiere a la OMS que dice que aumenta proporcional al aumento de la población y en incidencia por cada 100k personas por el envejecimiento sin precedentes?¿La OMS que no considera las ondas no ionizantes como factor, y si el tabaco, el alcohol, el sedentarismo y la mala alimentación?
          Pues eso.

          Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *