Zapatero, calamidad pública

El Real Decreto1673/2010 por el que el Gobierno ha decretado el estado de alarma ha sido aprobado forzando, más allá de sus límites, el corazón, el núcleo de la Constitución. Las prisas son malas consejeras y el Gobierno ha utilizado un instrumento legal violentando, desde la exposición de motivos, los presupuestos de hecho que requiere […]