Las bicicletas y la crisis, para el verano

El PSOE está intentando explicar las medidas adoptadas  y tranquilizar a su electorado que ha recibido dos uppercut en la cara de los pensionistas y de los funcionarios públicos. Zapatero ha tenido que desandar el camino y dar carpetazo a sus publicitados programas sociales. La amenaza  de no colocar deuda del Reino de España y la lectura de cartilla de los líderes europeos y de Obama le ha bajado del discurso de la Alianza de las Civilizaciones y le ha situado en la cruda y áspera realidad de la macroeconomía.

Ahora, las huestes de Ferraz se han puesto el objetivo de movilizar a todos sus dirigentes, nacionales y autonómicos, para hacer llegar el mensaje de que la cuenta de la crisis la van a pagar los que más tienen, algo muy poco creíble con pruebas en contra como la regulación fiscal de las sicav, que es el vehículo inversor de las grandes fortunas.

El margen fiscal del Gobierno es muy reducido, por no calificarlo de nulo y más después de la subida del IVA. La recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio, sin repercusión en la cuenta de ingresos, es un desahogo de la izquierda sesentona y el restablecimiento del Impuesto sobre Sucesiones no es posible sin la colaboración de todas las Comunidades. Queda subir el tipo marginal del IRPF, pero eso solo grava a las rentas medias altas transparentes que no estén camufladas en vehículos societarios de ingeniería fiscal.

La dureza de los burócratas económicos de la UE se impone sobre la ideología y los dirigentes del PSOE buscan desesperadamente equilibrar el desgaste con funcionarios y pensionistas con alguna medida que le siga presentando como el partido de los desfavorecidos. El justicialismo peronista está en el código de barras de Zapatero y de la nueva dirección, mucho menos preparada intelectualmente que los hombres de  Felipe González, como Solchaga, Maravall o Boyer.

La siguiente etapa está en la reforma laboral, para la que Zapatero también persigue el acuerdo con los sindicatos que  evite una huelga general. La patronal de los empresarios no está tampoco en su mejor momento, con Díaz Ferran seriamente tocado por sus propios problemas empresariales y con más voces, cada día, pidiendo un revelo que se impone por la propia dinámica de la organización y la necesidad de trasladar una imagen sólida de los empresarios, capaz de llegar a un acuerdo que reforme el mercado laboral.

Todo esto empieza a oler a fin de ciclo en el Gobierno y la economía está sacando a empellones a la nueva dirección del PSOE que se calzó las botas de las siete leguas para recuperar el tiempo pasado perdido que, a su juicio, habían dilapidado, los González, Guerra y compañía durante la transición. Demasiados junior y novicias para administrar una crisis como la actual, que han estado jugando a la política, olvidando la economía. Poco pollo para tanto arroz.

En este tablero, Rajoy continúa también, desesperadamente, inmóvil. La valoración de la última encuesta del CIS, por detrás de Paulino Rivero, presidente del Gobierno canario y por mucha cocina que le atribuya González Pons, es terrible. La política es pedagogía y en este momento la sociedad española necesita percibir un liderazgo para el futuro capaz de dar moral y hacer olvidar tantas malas noticias.  Alguien que luche como Nadal en la arena de la política y que tenga las ideas tan claras como Iniesta o Xavi en el Barcelona. Mariano tiene que actuar, saltar de sillón ball y definir una estrategia en los dos años que quedan de legislatura. El tiempo no siempre juega a tu favor.

A un año vista las elecciones autonómicas y municipales, a modo de primarias. El resultado va a marcar lo que suceda en las elecciones generales de 2012.Un varapalo al PSOE en Castilla-La Mancha y en alcaldías significativas, como Barcelona y Sevilla, manteniendo el PP sus feudos de Madrid y Valencia, obligaría a mover ficha a la dirección socialista .Los casos de corrupción están en los Tribunales y los tiempos de la Justicia no son los tiempos de la política.

Zapatero  necesita cada día más una remodelación de su Gobierno y lograr una estabilidad parlamentaria que le permita aprobar los presupuestos de 2011 y encarar el tramo final de la legislatura. Si los mercados se sosiegan, septiembre es un mes estratégico para hacer una crisis. Tiene a la mitad de su Gobierno quemado y a la otra mitad en el limbo de los monos con  las manos en sus ojos, orejas y bocas. El olor a chamusquina se le ha pegado a los zapatos. Conociendo su trayectoria, el Bambi  se convertirá en el lobo, como el doctor Jekill en mister Hyde y pasará a cuchillo a algunos para desprenderse del repugnante olor a quemado. Las crisis y las bicicletas son para el verano.

9 comentarios
  1. Periko says:

    La experiencia política y de vida de D.Luis me hace tener en alta consideración su artículo. Conoce de lo que habla, y por su libre albedrío y edad, no necesita “hacer la pelota” a nadie. Sus consideraciones finales me parecen dignas de ser analizadas, en particular su aseveración sobre el objetivo común: preservar los intereses principales del bloque hegemónico.

    Responder
  2. PalomaArranz says:

    Me parece muy bajo que le llame marca blanca a un partido nuevo que empieza a tener apoyos. De todas formas prefiero la marca blanca y limpia que la otra corrupta, vieja, cara, decadente y monopolista de este partido cártel que es el PP, donde la democracia interna brilla por su ausencia y, donde a la idea externa de democracia que proyectan, cada vez se le ve más el plumero de oligarquía podrida. Usted es mayor ya, lógicamente, por su artículo, vislumbro que prefiere lo mediocre conocido que lo nuevo y seguro que mejor de lo por venir. Miedo al cambio y a que las “marcas blancas”, como usted las llama, hagan tambalear su negocio, sobretodo si su sueldo es alto (algo que desconozco pero que me figuro). Así que le entiendo, a fin de cuentas estas políticas le benefician a usted… No así a los que somos más jóvenes, sufriendo la herencia que nos han dejado de sueldos mediocres y puestos de trabajo inestables o inexistentes.

    Responder
  3. Lorenzo says:

    Ciudadanos no es la marca blanca ni azul de ningún otro partido y menos del PP. Resulta llamativo que al apelativo de liberal en España se asocie con la derecha, cuando la derecha española lo que ha demostrado es su conservadurismo y su falta de iniciativa para todo nuevo proyecto regenerador que no sea privatizar nuestras mejores empresas publicas. Ciudadanos representa el salto adelante hacia una nueva forma de hacer politica: participativa progresista, meritocratica y atractiva que responda a las necesidades de una clase media ciudadana que se ha visto fuertemente golpeada por el rigor de la crisis, pero que aspira a salir reforzada de la misma. Ciudadanos trae valores no ideologías pervertidas por la demagogia de quienes las enarbolan

    Responder
  4. Iliemo says:

    Qué decepción de artículo. Tenía buena consideración de Luis Velasco, como de muchas personas que han trabajado por la regeneración desde UPyD. Parece que ahora le importan mucho más las siglas que la regeneración que podría conseguirse en este país uniendo esfuerzos. Sería más acertado decir que Ciudadanos es la marca naranja de lo que quería representar UPyD, y que UPyD se está convirtiendo en la marca gastada por Rosa y Gorriarán… Ahora las encuestas muestran que ambas opciones suman más que hace tiempo, por el empuje de Ciudadanos. Parece que algunos dirigentes de UPyD prefieren ser pequeñitos, pero sin nadie que les haga sombra. A los ciudadanos no le importan tanto las siglas.

    Responder
  5. Periko says:

    Precisamente porque importa más la regeneración que el posible crecimiento de votos, sin un criterio claro y transparente de partido y de política, no fue posible el acuerdo. Parece que se quiere olvidar que en aquellas conversaciones UPyD planteó unos
    criterios transparentes y públicos aprobados por su Consejo Político, con 110 votos (94%) a favor.
    Al no responder C´s a cuestiones aclaratorias sobre
    transparencia, modo de crecimiento (esa pléyade de partidos regionalistas, localistas y personalistas), avance en una colaboración paulatina, y plantear su posición como un todo o nada (pedir lo máximo es la mejor manera de frustrar cualquier negociación), se frustró el posible el acuerdo o colaboración.
    A partir de ahí, cada uno es muy libre de tomar sus decisiones y realizar los análisis pertinentes.Es lo que hace el sr de Velasco, exponiendo sus razones al respecto vistoel desarrollo de los acontecimientos y los intereses implicados. La critica política si es argumentada siempre es saludable, lo que ya no me parece de recibo son las alusiones personales.

    Responder
  6. Hiperpollo de pueblo says:

    Qué bien. UPyD, partido marca blanca del PSOE, por afiliación directa de su fundadora y lideresa, acusando a un partido de reciente creación de ser marca blanca del otro.

    Cómo os ha comido la tostada, Luis. Si en vez de denunciar a Bankia os dedicaseis a pescar votos entre liberales y podemitas otro gallo os cantaría.

    Suerte y a ver qué tal se ven los toros por la tele.

    Responder
  7. Tony Manolo says:

    Mi tesoro, es míooooo. Don Luis, su partido se va a quedar solo en sus despachos, con mucho que decir pero extraparlamentario y sin ninguna voz que represente la soberbia pureza de la verdad absoluta (que nadie se cree, pregunte a militantes que ya no son, lo que cuesta la discrepancia)

    Responder
  8. pamarvilla says:

    Menudo chasco con UPyD. Doña perfecta y sus palmeros, el clan vasco, están demoliendo el futuro del partido.

    Responder

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *