Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Hay que bajar impuestos para crecer y combatir la inflación

Pedro Sánchez y María Jesús Montero

EUROPA PRESSPedro Sánchez y María Jesús Montero

En plena crisis económica, con la inflación descontrolada y con riesgo de entrar en recesión, lo más importante en el corto plazo es reactivar las inversiones nacionales y extranjeras y facilitar la creación del empleo y la mejora salarial para favorecer el crecimiento y combatir los precios.

Estos objetivos no se lograrán con el aumento de los impuestos que ahora está imponiendo el Gobierno, con una falsa batalla ideológica entre ricos y pobres, sino más bien al contrario rebajando los impuestos a ciudadanos, empresas y al consumo.

Por lo que sería bueno para ayudar a las familias frente a la inflación que se rebajará o se suprimiera el IVA a los alimentos de primera necesidad, al gas y la electricidad. Así como que se les rebajará a las clases medias el IRPF, para que puedan recuperar su poder adquisitivo.

También para los ciudadanos más desfavorecidos habría que subir el SMI, buscar el ‘pacto de rentas’ y compensar con rebajas fiscales a las empresas que creen nuevos empleos fijos, con nuevas inversiones, y también a las que suban los salarios a sus empleados.

En relación con los impuestos que gestionan las Comunidades Autónomas relativos a patrimonio, transmisiones y sucesiones lo que deberían hacer todas las CC.AA. es poner a cero estos impuestos en toda España. Lo que pondría punto final al mal llamado ‘dumping’ de las CC.AA. del PP frente a las del PSOE y los nacionalistas que si mantienen altos estos impuestos.

A los que hay que añadir la rebaja de impuestos a las compras de viviendas, donde Andalucía se encuentra en los niveles más altos. Para relanzar así el empleo en el ámbito de la Construcción. Sector donde se deben conceder,  liberalizando suelo público, incentivos fiscales a los promotores de viviendas sociales para mayores, jóvenes familias y estudiantes.

Así mismo España podría ofrecer rebajas fiscales, al menos durante los dos primeros años a las empresas extranjeras que decidan instalarse en nuestro país creando riqueza y empleo.

A todas estas normas, se le podrían añadir el cambio normativo de esos impuestos que el Gobierno pretende introducir en contra de los ‘beneficios extraordinarios’ de Bancos con propuestas para aplicar dichos beneficios extraordinarios en favor de las fórmulas hipotecarias más accesibles ahora que suben los tipos de interés. O en el campo energético, pidiendo que los beneficios extraordinarios se puedan reinvertir en España en las energías renovables.

En cuanto a las llamadas ‘grandes fortunas’, cuyo monto o nivel de dinero aún está por definir, todo apunta a que no servirá de gran cosa -salvo para hacer propaganda política-, porque muchas de estas fortunas son opacas y están camufladas en Sociedades dentro y fuera de España.

Y además el aviso público que se ha hecho del nuevo impuesto hará que muchos de los posibles afectados se lleven a otro país de la UE su dinero, o una parte, antes de que el impuesto entre en vigor. Lo que, por otra parte impedirá, que grandes fortunas extranjeras vengan a España y busquen otros destinos en la UE como Irlanda, Portugal o Luxemburgo donde sí se ofrecen importantes ventajas fiscales a esas llamadas ‘grandes fortunas’.

Combatir la inflación y promover el crecimiento y el empleo frente al fantasma de una recesión debe ser la prioridad. Y para conseguir ambos objetivos lo mejor es, en contra de lo que propone este Gobierno como su reclamo electoral, es rebajar los impuestos a empresas y ciudadanos en lugar de aumentar la vigente presión fiscal.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.