Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Guerra de Ucrania, malos días para Putin 

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, se reúne con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en Kiev

EUROPA PRESSBoris Johnson, primer ministro de Reino Unido, se reúne con el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en Kiev

Aniversario de la independencia de Ucrania, sexto mes de guerra, Boris Johnson visita a Volodimir Zelenski en Kiev y anuncia nuevos envíos de armas y el presidente americano, Joe Biden, confirma otros 3.000 millones de dólares de apoyo económico y militar.

Muchas noticias positivas para el presidente Zelenski y noticias negativas para Vladimir Putin que creyó que la invasión de Ucrania se convertiría en un paseo militar de sus tropas con la rápida rendición del gobierno ucraniano.

Lo que no solo no fue así, como lo demuestra los seis meses que llevamos de guerra, sino que el ejército de Zelenski frenó la invasión y expulsó de Kiev a la avanzadilla de los tanques rusos que en un primer momento se dejaron ver en los barrios periféricos de la capital.

Son muchos los expertos y analistas militares de Occidente que coinciden en afirmar que la estrategia militar rusa ha sido un desastre porque no vieron la capacidad de resistencia y de respuesta del ejército ucraniano, que atacó la retaguardia de las tropas rusas invasoras dañando su aprovisionamiento logístico y capacidad de movimiento.

El ejército ucraniano que, en estos seis meses, ya ha recibido importantes ayudas de los servicios de inteligencia, satélites y armamento militar de las naciones de la OTAN en toda clase de modernos equipos de misiles, de la artillería y drones de combate que han causado estragos en el ejército ruso.

El que se ha replegado pero tras haber conquistado un 20 % del territorio de Ucrania en la zona del Dombas. Donde, en el medio plazo, aún se espera un contra ataque de Ucrania. Ejército que además ha obtenido victorias de una cierta relevancia como el hundimiento del buque insignia ruso, el Moscova, y las destrucción de la base aérea rusa de Crimea.

La guerra va para largo y el poderío militar de Rusia mantiene su primacía en el campo de batalla. Aunque no como ellos se esperaban y temerosos, al día de hoy, de que la guerra llegue al invierno, y bloquee el despliegue militar de Moscú en Ucrania, dando tiempo para el rearme y recuperación del ejército ucraniano.

Rusia además está sufriendo cada vez más los efectos de las sanciones económicas, financieras y comerciales de Occidente, y en contra de lo que pretendía ha conseguido reforzar la OTAN en la que pronto se integrarán los Suecia y Finlandia.

Aunque Putin, con las restricciones a la exportación de su gas y petróleo a la UE, ha conseguido abrir en la Unión Europea una grave crisis económica y energética en la que estamos inmersos con muy dañinos efectos en costes de la energía y su impacto en la inflación.

Lo que se agravará en caso de que Putin decida cerrar completamente el grifo del gas de cara a los próximos meses de otoño e invierno que sin duda provocaría en la UE muy serios problemas, aunque también supondrá que Rusia dejará de recibir el dinero de la venta del petróleo y del gas con el que está financiando la guerra de Ucrania y sufragando su parte del aislamiento económico que le ha sido impuesto por el bloque occidental.

La guerra de Ucrania continúa y mantiene vivas amenazas mayores como sería el uso por Rusia de armas de destrucción masiva, o el inicio de la tan exhibida por Putin ‘III Guerra Mundial’. Pero Moscú ya ha enseñado todas sus cartas y la UE y la OTAN están prevenidos y preparados para responder a Putin con contundencia si decide superar los límites ‘convencionales’ de la vigente guerra de Ucrania desafiando a la OTAN.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.