Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Con la inflación al 10,8 %, Sánchez no tiene escapatoria

EFEEl presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo

Volverán a subir el SMI, se aprobarán más ayudas públicas y sociales para sofocar la inflación que en julio llegó al 10,8 % y a la vez tendrán que hacer más concesiones a sus aliados de UP, Bildu y ERC, pero ese pobre ‘gana tiempo’ no les servirá de nada y menos para reactivar la economía española.

Más bien la bloqueará mientras continúa la incertidumbre en la espera de la decisión de Putin sobre el posible cierre del grifo ruso del gas. Esa espada de Damocles -esa sí que es una espada legendaria- que se balancea sobre la UE y mantiene en vilo a las economías europeas y la española en pésima situación y temerosa de la recesión.

El Gobierno de Pedro Sánchez carece de credibilidad y no tiene escapatoria porque los españoles no lo consideran capacitado para sacarnos de la crisis económica y social y menos aún para que, en un plazo no lejano, puedan recuperar todo lo que perdieron en los pasados dos últimos años.

Y por eso esperan y confían en la llegada del PP e iniciarán el ‘cambio de ciclo político’ en las elecciones municipales y autonómicas de mayo del año próximo, cuando la situación económica y social se encuentre bloqueada y sin visos de recuperación.

Y la clave de todo ello está en que los inversores nacionales y extranjeros no van a relanzar el crecimiento porque se fían en un gobierno de Sánchez cada vez más radical, que compite con sus socios de Gobierno de Podemos en la caza de votantes de la izquierda populista y radical y para no hundirse en las encuestas más de lo están.

Y a sabiendas que la alternativa de un centro derecha moderado presidido por Feijóo conseguirá sumar a muchos votantes socialdemócratas, además de los de Cs y de una parte de Vox, con lo que Sánchez perderá de manera irremediable las elecciones generales de 2023.

Porque ese sector de votantes moderados del PSOE ha roto con Sánchez y está hastiado de sus vergonzosos y continuos pactos con UP, Bildu y ERC. Y Sánchez lo sabe y por eso y a la desesperada intentará ‘comprar’ votos sociales con un mayor gasto público (en los PGE de 2023) para competir así con UP, sobre todo si estos han conseguido en ese momento unir esfuerzos bajo el liderazgo de Yolanda Díaz, lo que parece lógico pero aún está por ver.

Solo el repentino final de la guerra de Ucrania y la crisis energética podría provocar una oleada de optimismo en la Unión Europea y empujar desde ahí la economía, el empleo y la inversión, generando un novedoso crecimiento, que al día de nadie ve en el horizonte europeo e internacional y menos aún tras las recientes tensiones entre los EEUU y China a propósito de Taiwán.

De ahí el que Sánchez y su ‘sanchismo’, al día de hoy no tienen escapatoria. Y menos aún si los comicios municipales y autonómicos de mayo de 2023 al PSOE le salen mal, y abren nuevos problemas entre los barones regionales de este partido y su dirección nacional.

Sánchez prácticamente necesita un milagro para resistir y repuntar pero esa mágica oportunidad no figura en su ‘manual de resistencia’ porque ahora no se trata de ideologías y políticas progresías, sino de la necesidad de lograr la reactivación del crecimiento y eso con una inflación al 10,8 % (que nunca se vio en los pasados últimos 38 años en España) es imposible de imaginar.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.