Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Crisis en UP: Yolanda y Garzón pueden salir del Gobierno

EFEAlberto Garzón y Yolanda Díaz, durante el debate del proyecto de ley de Memoria Democrática en el Congreso

La vicepresidenta segunda del Gobierno Yolanda Díaz y el ministro Alberto Garzón pueden salir del Gobierno de coalición de Pedro Sánchez, bien por decisión propia y dimitiendo, bien tras ser cesados por la dirección de UP que ostenta Ione Belarra y que controla Pablo Iglesias desde su aparente lejanía de la política.

Desde donde no hace mucho le recordó a Díaz que fue él quien la nombró vicepresidenta y ministra de Trabajo. Como fue el propio Iglesias quien le propuso a Yolanda Díaz liderar el cartel electoral de UP tras su salida de la primera línea de la política, a la que parece que Iglesias pretende volver.

La guerra abierta entre Yolanda Díaz y Pablo Iglesias sería la causa de estos ceses que abrirían una crisis en el Gobierno de Pedro Sánchez en la que el Presidente no puede intervenir, porque el ‘pacto de coalición’ del PSOE con UP le otorga a Unidas Podemos la potestad de nombrar y cesar a los cinco ministros que tienen en el Gobierno.

Lo que, de momento, y pendientes de las futuras decisiones de UP o de las posibles dimisiones de Yolanda Díaz y Alberto Garzón, ya está planeando sobre el Comité Federal del PSOE que hoy sábado aprobará la reforma del Partido Socialista en cuyo ‘núcleo duro’ van a figurar cinco ministros: María Jesús Montero (como vicesecretaria general del PSOE), Félix Bolaños, Pilar Alegría (como portavoz del partido), Isabel Rodríguez y Miquel Iceta.

Un relanzamiento electoral del PSOE, con desembarco del Gobierno en el Partido, que se puede ver empañado ante la opinión pública por esta crisis de UP que puede afectar al Gobierno y también al grupo parlamentario de Unidas Podemos, poniendo en jaque la estabilidad del presidente Sánchez.

Y una crisis de UP que ha estallado como consecuencia del cese, por la ministra de Asuntos Sociales Ione Belarra, del Secretario de Estado de la Agenda 2030 Enrique Santiago, que además es el secretario general del PCE (partido en el que milita Yolanda Díaz) y cargo para el que lo nombró Pablo Iglesias cuando llegó a la vicepresidencia segunda del Gobierno.

Días antes Amanda Meyer, de IU, fue destituida como jefa de gabinete de la ministra Irene Montero, como consecuencia del golpe de mano que dio IU (con apoyo de Yolanda Díaz) en las recientes elecciones de Andalucía para imponer como cabecera de cartel de la coalición electoral ‘Por Andalucía’ a Inmaculada Nieto (de IU) en contra de la opinión de UP, lo que resultó ser un desastre porque IU y UP perdieron 10 de los 17 escaños que tenían en el Parlamento Andaluz.

Y más recientemente hemos asistido a serias tensiones entre Yolanda Díaz y UP durante la presentación de la plataforma ‘Sumar’ en el centro cultural Matadero de Madrid. Un acto en el que Yolanda Díaz vetó la presencia de los líderes de UP y otros partidos.

Lo que resultó sorprendente y aumentó el malestar en Unidas Podemos desde donde se acusa de ‘personalismo’ de Yolanda Díaz y se rechaza su pretensión de reducir UP a una sola presencia testimonial en el seno de la plataforma ‘Sumar’ cuyo presente y futuro ahora está en peligro.

Los gobiernos de coalición son así de inestables. Y basta mirar a Italia para entender como una batalla política -como la ocurrida dentro del ‘Movimiento 5 Estrellas’- en uno de sus socios puede acabar derribando a un gobierno como el de Mario Draghi y provocar, como ha ocurrido, en Italia un adelanto electoral. Y se dice en el refranero español: ‘cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar’.

Sobre el autor de esta publicación