Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Feijóo en el burladero 

Primera jornada del debate sobre el estado de la nación

EFEAlberto Núñez Feijóo, durante el debate sobre el estado de la nación

Decían Sánchez y algunos intrigantes del PP que Pablo Casado ejercía con dureza la crítica al Gobierno y el liderazgo de la Oposición. Y son muchos en la actual dirección del PP que creen que la ‘moderación’ fue el arma letal de Juanma Moreno contra Sánchez en las elecciones andaluzas y que esto de la ‘moderación’ es lo que impulsa, de momento, al PP de Feijóo en las encuestas.

Al menos hasta antes del debate sobre el ‘estado de la nación’ pero ahora falta por ver si Sánchez, que se auto proclama vencedor del debate, está recuperando los votantes del flanco más moderado del PSOE que se fueron al PP. O si solo les está quitando votantes a la izquierda radical, por haberse ‘podemizado’ -como dice Feijóo- con un cambio de rumbo hacia ‘babor’. 

En los próximos días o esté fin de semana las encuestas lo dirán, aunque está claro que el próximo barómetro del CIS de Tezanos seguramente le dará un buen empujón a Sánchez, su patrón. 

Pero la incógnita sigue siendo Feijóo que no se ha enfrentado a Sánchez por no ser diputado, pero al que tampoco se le pasa por la cabeza presentar una moción de censura que si le permitiría el mano a mano con Sánchez. Lo que a lo mejor ocurre más adelante, quizás en el otoño, si Rusia corta el gas y en ese caso se complica en España la inflación y asoma el riesgo de recesión.

Feijóo se queja mucho de Sánchez, lo llama ‘autoritario’, o invasor de las instituciones, dice que se ha ‘podemizado’ que ‘atropella’ el Poder Judicial con la reforma express de la Ley del Consejo, y que desprecia a las víctimas de ETA pactando con Bildu la Ley de Memoria. Y concluye Feijóo diciendo que en la política territorial de Sánchez manda Bildu, que en la económica manda Podemos y que en la judicial manda ERC. 

Pero después de decir todo ello Feijóo ordena a los diputados del PP que voten a favor del decreto económico de Sánchez contra la inflación, y a favor también del aumento del gasto de Defensa y de la ampliación de la base de Rota que propone Sánchez. 

Cuando lo lógico sería que Feijóo no haga ninguna concesión a Sánchez al menos hasta que no expulse de su gobierno a los ministros de UP. Pero eso no ocurre porque Feijóo juega a ser el ‘moderado’ y le gusta hacer favores a Sánchez en lo que se llaman ‘asuntos de Estado’, para que se diga que el nuevo jefe del PP es un ‘moderado’. 

Pero también son cuestiones de Estado el poder judicial, las víctimas de ETA y la política exterior del Sáhara, por ejemplo, y eso a Sánchez le importa un pimiento y no lo pacta con el PP ni con Feijóo que están para dar pero no para recibir. 

Pero Feijóo, que exhibe un continuo gesto austero y cara de permanente preocupación, no sale del burladero de la política, no toma la iniciativa y no ofrece un proyecto original, nuevo e ilusionante para España frente a las muchas dificultades que atraviesa nuestro país. 

Feijóo está a la espera, convencido de que el viento y el tiempo juegan a su favor y que una mayoría de ciudadanos ya han tomado la decisión de un nuevo cambio y clima político, y que la crisis de la economía que en otoño va a empeorar le dará a Sánchez en las elecciones de 2023 el empujón fatal.

Pero en política como en cualquier competición para ganar hay que dar pasos al frente y arriesgar. Y además todavía no sabemos quién es de verdad Feijóo y como ejerce el liderazgo de su partido porque hasta ahora se ha limitado a permanecer escondido y no lo hemos visto en acción.  

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.