Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Sánchez exige al PP un ‘acuerdo país’ que no cumple su Gobierno 

Pedro Sánchez

MoncloaPedro Sánchez

El presidente Sánchez no puede cumplir sus compromisos de gasto militar con la OTAN y de ampliación de la base de Rota con los EEUU porque se oponen sus socios de Gobierno de Unidas Podemos. Y para salir adelante en estos compromisos militares (y lograr un ‘pacto de rentas’ anti ‘inflación’) el Presidente le exige al PP un ‘acuerdo país’ que no cumplen sus ministros de UP en el Gobierno. 

Y cuando a Sánchez le preguntan por qué no cesa y siguen en el Gobierno los ministros de UP, el presidente de lava las manos y responde que a esa pregunta son los dirigentes de Unidas Podemos los que deben responder. 

A la vez, Sánchez presenta al PP como un partido que representa ‘poderes ocultos’, políticos, económicos y mediáticos, con los que pretende favorecer el ‘viejo orden’ de ‘los privilegios de las minorías económicas’ en contra de la mayoría de los ciudadanos y del interés general de España.

Y ahora falta por ver cuál es la respuesta del líder de la Oposición y del PP Alberto Núñez Feijóo frente a las invectivas de Sánchez y si el líder del PP es capaz de exigir a Sánchez el cese de los ministros de UP del Gobierno, como condición previa para conseguir el apoyo del PP. 

Porque parece lógico que si no existe un Gobierno unido y comprometido ‘con el país’ el Presidente no puede exigir al primer partido de la Oposición una actitud de un ‘proyecto país’ que no tienen ministros de su Gobierno. 

Pero Sánchez confía en que el PP es incapaz de votar contra o abstenerse en los compromisos de Sánchez con los EEUU y la OTAN porque el PP, y la derecha española, siempre ha estado a las órdenes de Washington. Incluso para apoyar la segunda guerra de Irak como lo hizo José María Aznar con el argumento de las pretendidas ‘armas de destrucción masiva’, que se decía que tenía Sadam Hussein y que nunca existieron. 

Además, Feijóo sigue obsesionado con su discurso de la ‘moderación’ y teme que el ‘no’ o la ‘abstención’ frente a los compromisos atlánticos de Sánchez se vuelvan en su contra y acaben por alinearlo con los partidos radicales como UP y las otras minorías nacionalistas del Congreso de los Diputados. 

De manera que Sánchez confía en que Feijóo no tiene más remedio que apoyarle en el Congreso en sus pactos con USA, de ampliar de cuatro a seis destructores la presencia militar americana en la base de Rota cuestión que los EEUU quieren tener resuelta antes de un mes, mientras que lo del gasto militar de España comprometido con la OTAN Sánchez lo aplaza como un objetivo a ir cumpliendo de aquí a 2029. 

En cuanto al pretendido ‘pacto de rentas’ que Sánchez les exige al PP y a la CEOE, mientras el presidente insiste en imponerles nuevos impuestos a las empresas energéticas, volvemos a lo mismo porque Sánchez le pide al PP actitudes de ‘proyecto país’ que no respetan en UP. 

Al fondo de todo está la reciente e importante derrota electoral del PSOE en Andalucía y el ‘cambio de ciclo político’ que las encuestas nacionales ya han comenzado a anunciar de cara a las múltiples citas electorales de 2023. Y si bien es cierto que la Cumbre de la OTAN en Madrid le salió bien a Sánchez también es cierto que este vistoso espectáculo ya ha pasado y que ahora vamos a volver a la cruda realidad nacional. 

Con una inflación del 10,2 % y la amenaza de recesión nacional si la crisis de la energía confirma el otoño y el invierno muy duros que nos anuncia Sánchez, cuestiones que la OTAN ni la UE pueden resolver. Ni tampoco España las puede afrontar si Unidas Podemos no asume un compromiso de país de una manera general. 

Lo que UP no está dispuesta a asumir y por lo que Sánchez a los ministros UP los debe cesar incluso a riesgo de un adelanto electoral que es lo que ahora teme el presidente del Gobierno convencido de que el cambio del ciclo político ya está aquí y que el PP podría ganar las elecciones y llegar a Gobernar. 

Sobre el autor de esta publicación