Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Rota el nuevo Pearl Harbor europeo de la flota USA

Jornada inaugural de la Cumbre de la OTAN en Madrid

EFESánchez y Biden

La ampliación de 4 a 6 destructores que los EE.UU. tienen en Rota van a convertir esta base naval de ‘utilización conjunta’ hispano americana en la punta de lanza de la Armada de los Estados Unidos en Europa, a la puerta del estrecho de Gibraltar y como guardián del Mediterráneo y el ‘flanco sur’ de la Alianza Atlántica, del que tanto se está hablando en la cumbre de la OTAN de Madrid.

No estamos diciendo que Rota pueda sufrir un ataque y acabar como Pearl Harbor tras el ataque aéreo de la aviación japonesa del 7 de septiembre de 1941. Sino que lo que motivó aquel ataque de la aviación nipona fue que en ese momento la base era la ‘punta de lanza’ de la US Navy en el Pacífico y que, en ella, estaban atracados ocho destructores de la Armada de los EE.UU., cuatro de los cuales fueron hundidos y otros cuatro resultaron muy dañados.

Ahora, en la base naval gaditana de Rota habrá seis destructores de USA, en los que se integra el llamado ‘escudo anti misiles’ de la OTAN y es muy posible que en dichos navíos sus misiles incluyan armamento nuclear.

Lo que, a buen seguro, será tenido en cuenta por Rusia y convertirá a Rota en uno de sus posibles objetivos militares prioritarios en el caso, muy poco probable, de que Putin decidiera lanzarse por el precipicio de la III Guerra Mundial con la que no cesa de amenazar.

Pero, en la tesitura estratégica en la que nos encontramos con la guerra de Ucrania, el Gobierno de España no tiene más remedio que aceptar el deseo de Biden de ampliar a seis el número de destructores de la US Navy en Rota como reforzamiento disuasorio y ‘defensivo/ofensivo’. Y como puente de la plataforma trasatlántica que unirá las bases americanas del Este de EE.UU. con las de Europa, empezando por la de Rota.

A cambio de esta ‘concesión’ española la OTAN le garantiza a España la defensa de Ceuta y Melilla en un documento general del nuevo ‘concepto estratégico’ que habla de la defensa de integridad territorial de los Estados de la Alianza, pero sin anular el texto del Tratado de Washington donde se excluía a Ceuta y Melilla.

Asimismo este documento da cobertura y vigilancia de los movimientos migratorios de África -desde la zona del Shael- hacia España de lo que se deduce que, conectado con todo ello, estaba el reconocimiento español de la soberanía marroquí del Sáhara Occidental como parte de la remodelación de este flanco sur de la Alianza, donde se incluyen Oriente Próximo,y África.

Decisiones estratégicas importantes asumidas por Pedro Sánchez que han sido diseñadas por USA desde el Pentágono y a las nunca se opondrá el PP de Alberto Núñez Feijóo, que siempre estará al servicio de lo que decidan en Washington.

Ni siquiera Unidas Podemos es capaz de oponerse al relanzamiento de la OTAN en la cumbre de España, ni a la ampliación de Rota, ni tampoco al pacto de Sánchez con Marruecos sobre el Sáhara, porque para ello los ministros de UP tendrían que salir del Gobierno de Sánchez de manera inmediata, porque lo de votar en contra en el Congreso carece de valor.

Sánchez, si la Cumbre de la OTAN termina bien como parece, tendrá por fin un protagonismo y el reconocimiento internacional que el presidente cree que le ayudará a recuperar su proyección electoral lo que solo será posible si a la vez logra que la economía española -que acaba de superar el 10 % de la inflación, que es el verdadero ‘armamento nuclear’ de Putin- mejore de aquí a las elecciones generales de finales de 2023 de manera exponencial.

No en vano ahora conviene recordar que Winston Churchill ganó la II Guerra Mundial, y poco después perdió las elecciones en el Reino Unido por causa de la crisis económica en la que había sucumbido su país, confirmando así la máxima de que, en procesos electorales, la mantequilla pesa más que los cañones para el conjunto de la sociedad.

Sobre el autor de esta publicación