Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Sánchez pelea en tres frentes con ERC, UP y PP

Pedro Sánchez y Calviño, en la sesión de control al Gobierno

Foto: EfePedro Sánchez y Calviño, en la sesión de control al Gobierno

Después del batacazo en Andalucía el presidente Sánchez hace esfuerzos denodados para: recomponer la relación con ERC y recuperar la mayoría parlamentaria; acelerar las negociaciones con UP para cerrar el decreto de medidas económicas urgentes que debe aprobar el Consejo de Ministros; y reformar la Ley del Poder Judicial para imponer una mayoría progresista en el Tribunal Constitucional u obligar al PP a renovar el CGPJ.

Y está frenética actividad en tres frentes, que trae de cabeza al ministro de la presidencia Felix Bolaños, coincide con los últimos y complejos preparativos de la Cumbre de la OTAN en Madrid que se iniciará el miércoles 29-J con la presencia de los primeros gobernantes de más de 40 países.

Nervios y carreras en La Moncloa, los teléfonos encendidos a varias bandas con conversaciones cruzadas y carrera contra reloj para cerrar acuerdos de corte económico y social -rebaja del IVA de la electricidad, cheque de 300 € de ayuda a los desfavorecidos, nuevo impuesto a las compañías eléctricas-, y reforma urgente del marco legislativo legal para renovar el TC.

O para amenazar con ello al PP para que facilite la renovación del CGPJ, porque lo que Sánchez busca es el control de la Sala Tercera del Tribunal Supremo para impedir que anule los indultos a los golpistas catalanes. Que es ‘la madre de todas las batallas’ y el favor soterrado que Sánchez le está ofreciendo a Aragonés.

Así de apretadas van las negociaciones y las agendas en La Moncloa bajo la amenaza de serias divergencias en la mayoría parlamentaria de Sánchez si no bajan el tono y su guardia de bloqueo en ERC, y nuevas divergencias en el seno del gobierno sobre el nuevo paquete de nuevas medidas urgentes del Gobierno, contra el impacto de la guerra y la inflación, que hoy veremos cómo acaban.

Sánchez tiene su estabilidad política pillada con alfileres, máxime después de la grave derrota del PSOE -y también de la izquierda radical- en el Sur y una vez que en Podemos Iglesias parece estar convencido de que Pedro Sanchez va a perder las elecciones en 2023, y que UP deberá de salir del Gobierno cuando más les convenga a ellos.

Una certeza de derrota de Sánchez y del PSOE a manos de Feijóo y del PP que ya anuncia una primera encuesta electoral nacional realizada por Gesop después de las elecciones andaluzas en las que se anuncia la victoria del PP con 140-144 diputados, seguido del PSOE con 93-96, Vox con 37-39 y UP con 29-32 escaños.

Primera encuesta post Andalucía a la que pronto seguirán otras puede que similares que podrían confirmar el cambio del ciclo sanchista español, como parece desprenderse del estado de ánimo que ahora se detecta en amplios sectores de la sociedad.

Sobre el autor de esta publicación