Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Las elecciones de CyL impactarán en la política nacional

Mañueco

EFEMañueco

Las elecciones autonómicas del 13 de febrero en Castilla y León (CyL) que parecían un adelanto electoral cómodo para el PP con el que cazaba por sorpresa a Cs, PSOE, UP y España Vaciada, se han transformado en un campo de batalla nacional en el que se ha puesto en juego mucho más que el Gobierno de Valladolid, para convertirse en ensayo general de los cuarto grandes partidos nacionales y sus respectivos liderazgos.

El favorito en la encuestas es el PP aunque un inesperado ascenso de Vox da la impresión que impide a su candidato Mañueco acercarse a la mayoría absoluta que pretendía lograr, gracias al esperado hundimiento de Cs, tal y como ocurrió el pasado 4 de mayo en Madrid.

Pero en contra de lo que se pensaba ahora resulta que la bronca del ministro Garzón sobre las macrogranjas les está dando alas a UP, partido que sigue a la espera de que Yolanda Díaz presente su plataforma electoral, que ahora espera llevarse los votos ecologistas del PSOE castellano leonés.

O sea que parecen repuntar los extremos de Vox y de UP, mientras palidece el resto de partidos nacionales y no parece que los candidatos locales de la España Vaciada vayan a conseguir algo concreto porque las elecciones les han pillado en su proceso de integración provincial y organización interna.

Pero los votos que se lleven estos candidatos locales van a dañar y mucho tanto al PP como al PSOE en beneficio de Vox y UP.

Mientras queda por ver qué ocurre ahora con Cs que, como les pasó en Madrid, corren el riesgo de desaparecer. Aunque su candidato Igea, el exvicepresidente de Mañueco, se esfuerza en decir que ellos -si es que sacan diputados- no piensan pactar con un gobierno donde se integren políticos de Vos o de Podemos.

Lo que incluye el reconocimiento de Igea de que estaría dispuesto a volver a pactar con Mañueco y el PP. Y ello después de las graves acusaciones que él y Arrimadas les lanzaron a Mañueco y al PP cuando éste anunció el adelanto electoral castellano leonés.

Para Pedro Sánchez, que tiene muchos problemas dentro de su gobierno, la noche electoral del 13-F puede ser tan aciaga como la noche electoral del 4-M en los comicios de Madrid, de lo que sin duda se alegraría Iván Redondo que está siguiendo este espectáculo con interés.

Mientras que para Casado esta es una buena oportunidad para infringir una derrota a Sánchez, lo que de ocurrir, propiciaría un segundo adelanto de las elecciones autonómicas en Andalucía. Donde en este momento figura como el gran favorito el actual presidente del PP, Juanma Moreno. Aunque si al PP no le van bien o como esperan los comicios de Castilla y León su presidente Pablo Casado tendrá nuevos problemas en su partido y Ayuso volverá a la carga presentándose como la verdadera estrella política del PP.

En todo caso muy largas se les van a hacer a todos las elecciones de CyL, para las que aún falta un mes. Un tiempo demasiado largo en el que aún pueden pasar muchas cosas en España que incluso influyan en el resultado del 13 de febrero en el que por el momento parecen llevar una clara ventaja Mañueco y el PP.

Sobre el autor de esta publicación