Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Alemania impone la vacunación ‘obligatoria’ ¿y España?

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, en rueda de prensa tras la Asamblea Mundial de la Salud. A 1 de diciembre de 2021. - OMS

Europa PressTedros Adhanom Ghebreyesus

Mientras estamos a la espera de que la OMS anuncie su diagnóstico sobre la variante Ómicron (lo que se conocerá en 10 días) en Europa no cesa de progresar la nueva ola de la pandemia del covid 19 en todas sus versiones.

Una dura realidad que ha provocado que Alemania, en una de las últimas decisiones de la canciller Ángela Merkel -antes que el gobierno tripartito de Scholz asuma el poder-, anuncie la vacunación obligatoria en el país a partir de febrero de 2022, como lo han hecho ya otros países como Austria,

Y como muy probablemente lo tendrán que hacer el resto de las naciones de la UE, España incluida y a pesar de que en nuestro país la cobertura de las vacunas es muy elevada. Y ha crecido mucho en los últimos días por miedo a Ómicron y las exigencias de pasaporte covid para viajar, trabajar y entrar en los lugares de ocio.

Todas las precauciones son pocas diga lo que diga la OMS el día 13, que en todo caso podríamos llevarnos a la ‘cuarta vacunación’ si las farmacéuticas logran producir lo antes posible una nueva defensa contra la cepa de esta nueva variante aparecida en Sudáfrica y que al parecer está atacando a los más jóvenes, niños incluidos.

Lo que hace más necesario que nunca que España empiece a vacunar a los pequeños de entre 5 y 11 años, una vez que dispongamos de esas dosis que según la Comisión Europea van a estar disponibles en pocos días.

Por lo que convendría que el Gobierno empezara ya a organizar un operativo especial, en ambulatorios, colegios y actuales centros de vacunación, para proceder a inmunizar a los niños lo antes posible y de manera masiva.

No hay que bajar la guardia ni un instante y sí extremar la prudencia en las distancias, con las mascarillas y la higiene evitando concentraciones de las fiestas navideñas y desplazamientos masivos porque el peligro sigue ahí.

Y no podemos regresar a los momentos más traumáticos de 2020 (ahora dice la vicepresidenta Yolanda Díaz que avisó al Gobierno del riesgo de las manifestaciones feministas del 8 de marzo de 2020) porque en esas fechas fueron miles de españoles los que perdieron la vida.

Y también porque una recaída importante de España en la pandemia nos sumiría en una grave ralentización de la recuperación económica del país que tan importante es para el empleo, el turismo y el relanzamiento de la actividad empresarial. De manera que máxima prudencia y vacunación general. Y si hace falta ‘obligatoria’ porque aunque España parece ahora mejor posicionada que otras naciones no puede dar pasos hacia atrás.

Sobre el autor de esta publicación