Casado hace advertencias a los ‘Iluminati’ de Aznar

Pablo Casado

| Partido Popular

Se creen providenciales salvadores de la Patria y la Humanidad, pero todo eso son fuegos de artificio porque estos ‘iluminati’ del entorno de José María Aznar lo que quieren es el control del PP de Pablo Casado lanzando a Isabel Ayuso contra él, como lo intentaron con Mariano Rajoy apadrinando a Esperanza Aguirre y como lo llevó a cabo José María Aznar con su traición a Antonio Hernández Mancha para imponerse él al frente del PP.

Y no solo como legítima aunque desleal ambición política sino convencido Aznar de su liderazgo ‘providencial’ y de que sin su ‘docto’ criterio y sin su vigilancia, en las sombras, el PP y España nunca irán por el buen camino.

Este personaje, Aznar, que tuvo sus momentos políticos y sus luces en la gestión económica, tiene también también muchas sombras en las mentiras de Irak que trajeron a España el tremendo atentado yihadista del 11-M, en el que volvió a mentir provocando la derrota electoral del PP en menoscabo de su ‘sucesor designado’ Mariano Rajoy en favor del catastrófico José Luís R. Zapatero.

Y sombras de Aznar en la doble contabilidad del PP que inició su tesorero Lapuerta, así como en el arranque de Gürtel y la desde luego escandalosa privatización (más bien casi apropiación) de grandes empresas públicas del Estado en beneficio de sus amigos personales y de su vicepresidente, el hoy notorio delincuente Rodrigo Rato.

Y a no olvidar el indecente pacto del Majestic de Aznar con Jordi Pujol que le abrió las puertas de La Moncloa, tras atender las exigencias soberanistas del catalán, hoy imputado por corrupción, a quien ‘el iluminado’ entregó en bandeja de plata la cabeza de su Alejo Vidal Cuadras mientras le prometía al ‘Ubu President’, sacar a la Guardia Civil de Cataluña y liquidar el periodismo independiente español.

Pablo Casado sabe que Aznar, que no hace mucho fue su mentor, ahora quiere su cabeza y poner en su lugar su marioneta Isabel Ayuso (ella sí es una marioneta y no Juanma Moreno) a la que Casado, en la clausura del Congreso del PP andaluz, llamó ‘megalómana’ y ‘solista’ que desafina ‘la orquesta del PP.

Aunque lo más importante que ha logrado Casado en Andalucía es que los dirigentes, y militantes y votantes del PP se han enterado que la pretensión de Ayuso de presidir el PP de Madrid no es una aspiración inocente sino solo un primer paso y el trampolín de una conspiración de los ‘Iluminati’ para ubicar a Ayuso en la presidencia del PP nacional asumiendo ellos el control.

Y se equivocará Casado si cree que ya ha conjurado y desmontado esta conspiración de los ‘iluminati’ de Aznar porque no es así y volverán una y otra vez a la carga desde las catacumbas de FAES. Por donde deambula esta ‘secta’ que jalea Cayetana, cuyo ‘santo y seña’ es la cantinela de ‘los principios y los valores’, y su pretendida ideología ‘liberal’ cuando todos saben que su ideal está más cerca del gastador, ‘pico y pala’, como dice Aguirre, que hoy lidera Vox, Santiago Abascal, ‘ese chico con tan buenas cualidades’ como lo definió Aznar.