Sánchez vuelve a ‘derogar’ y los marines USA se van a Italia

El gobierno de coalición sigue enfrascado en su batalla interna por causa de la reforma laborar sobre la que el presidente Sánchez ha vuelto a utilizar la palabra ‘derogar’ después de haber hablado de ‘modernización’ y reforma de ‘algunas cosas’.

El acuerdo, meramente declamativo, le otorga una primera victoria a Yolanda Díaz y sobre todo pretende cerrar la puerta de la verdadera negociación, que se inició ayer tarde, para que los medios y la opinión publica no entorpezcan las conversaciones ni declaren vencedores ni vencidos porque todo apunta a que las posiciones de Sánchez y Díaz continúan alejadas.

Así lo demuestra la letra pequeña de la primera declaración de ayer donde se vuelve a hablar de una reforma ‘equilibrada’ y del necesario acuerdo con la CEOE. Especialmente en lo relativo a la batalla que los empresarios han planteado en favor de los convenios colectivos de las empresas frente a los sectoriales que desean imponer los sindicatos con apoyo de Yolanda Díaz.

La que ayer se declaraba muy satisfecha con la recuperación de la palabra ‘derogar’ que exhibió en el Congreso de los Diputados, mientras que Nadia Calviño, la aparente derrotada, abandonaba la Cámara con aire frustrado y sin querer hacer declaraciones a los medios de comunicación.

En realidad estamos otra vez donde estábamos antes de que Sánchez se olvidara de la palabra ‘derogar’ y empezara a hablar de reformas de ‘algunas cosas’, provocando la alarma y la indignación en Podemos y en el seno del Gobierno de coalición.

Y da la impresión que Sánchez además de apagar la luz informativa sobre la negociación laboral lo que sobre todo busca es ganar tiempo en favor de la aprobación de los PGE de 2022. Para que ambas iniciativas no se crucen y no dañen el objetivo principal de Sánchez que son esos PGE para garantizar la legislatura y su permanencia en el poder.

Sin embargo esta batalla interna y ahora soterrada en el Gobierno está, por otra parte, aparcando la acción del Gobierno frente a los muchos y graves problemas económicos que se ciernen sobre nuestro país. Como los que afectan a la seria crisis de la energía y los suministros industriales, mientras en la UE crece el rumor de un posible ‘gran apagón’ del que se empieza a hablar en Austria y Alemania sin que el gobierno de España le dé la menor credibilidad a esa posibilidad.

Como tampoco ha querido el Gobierno darle importancia al traslado a la base italiana de Vicenza de la fuerza de Marines USA, para una eventual intervención en África y en la que se integran 850 soldados de EEUU que hasta ahora estaban desplegados en la base española de Morón.

Lo que tanto el ministerio de Defensa español como la embajada americana en Madrid han pretendido reducir a una decisión estratégica de USA, con el argumento de que la base de Vicenza de Italia está mucho más cerca del norte de África que la de Morón, lo que no es verdad.

Aunque para algunos observadores políticos es el gobierno moderado del italiano de Mario Draghi el que está mucho más cerca de Washington que el gobierno social comunista de Pedro Sánchez, sobre el que el presidente Joe Biden mantiene reticencias y distancias. Y puede que por ello haya relegado el uso de Morón a una zona de acogida para refugiados afganos al tiempo que traslada su ‘fuerza de reacción’ de los marines a un país aliado, Italia, que al parecer le ofrece más garantías de colaboración.

Y falta por saber si el presidente americano Joe Biden le informó a Pedro Sánchez del traslado de los marines a Italia cuando le llamo por teléfono para pedirle que aceptara el traslado de refugiados afganos que colaboraron con USA a las instalaciones militares que este país tiene en Rota y Morón.

Y si lo hizo Biden ¿por qué Sánchez se lo calló? Pero si el presidente USA no informó a Sánchez de la salida de los marines de Morón parece claro que el cambio de refugiados afganos por marines es una jugada política que bien merece una más amplia y mejor explicación al gobierno español.

Al tiempo que nos surge la pregunta de si ¿seguirán en Rota las fragatas del ‘escudo anti misiles’ que los EEUU tienen desplegado en nuestro país? No vaya a ser que nuestro vecino Marruecos se convierta pronto en su nueva ubicación.