Sánchez: el Rey Juan Carlos I debe una explicación a los españoles

Ironía del destino: justo inmediatamente después del final de la entrevista de Pedro Sánchez de anoche en La Sexta TV, aparece el Gran Gyoming en la pantalla y dice: ‘estas son las noticias y ahora les vamos a contar la verdad’.

Entrevista facilona y con escasa novedad al Presidente Pedro Sanchez con su entrevistador de cámara Antonio Ferreras, con pocas verdades y un solo titular: ‘El Rey emérito Juan Carlos I le debe una explicación a los españoles sobre los hechos perturbadores que hemos conocido’.

Y ninguna respuesta sobre el posible regreso a España de don Juan Carlos y una doble mentira: ‘la salida del Rey emérito de España se produjo por causa de una decisión suya de acuerdo con la Casa Real’. Cuando más cierto es que la exigió Sánchez. Y tampoco es cierto que el Gobierno no está interfiriendo en la investigación al Rey emérito por parte de la fiscalía que controla la ex ministra y fiscal general, Dolores Delgado.

Y ‘huida’ de Sánchez ante la pregunta sobre la investigación de la llegada a España del líder del Polisario Brahim Ghali, sin querer decir Sánchez, como ocurrió, que él fue informado y autorizó su entrada en España, escudándose en que la investigación judicial está ‘sub íudice’ y por temor a ser imputado. Y añadiendo que todo ello se hizo legalmente.

Tampoco dijo la verdad sobre lo que hará con el decreto de sanciones a las compañías eléctricas por el precio de la luz para engañar y contentar tanto al PNV como a UP, con una aplicación trucada de los recortes de beneficios.

Como tampoco parece cierto que el precio de la luz iguale a final de año al de 2018 de media, o que esté garantizado el suministro de gas en invierno, ni es cierto que él no es objeto de presiones de ningún lobby, lo que ocurre es que eso no se hace directamente sino por personas interpuestas como los jefes del PNV, tal y como lo denuncio ayer Echenique desde UP.

Sobre las previsiones macro económicas y la mala situación financiera del país, como declaró Pablo Casado hace poco, Sánchez vuelve a no decir la verdad y obvia los recortes de sus pronósticos que hizo el FMI y nos lee el cuento de la lechera de lo bien que va la economía y el empleo en el país, y la sostenibilidad de las pensiones cuando acaban de inyectar 36.300 M. de euros a la Seguridad Social.

Y mucho optimismo y unidad para el 40 Congreso del PSOE que hoy abre sus puertas destacando la presencia de Gonzalez, Zapatero y Almunia. Y como estrambote final de la entrevista pase del desprecio a Ivan Redondo al que metió, en un agradecimiento de pasada en un batiburrillo de mediocres funcionarios que se fueron de La Moncloa con motivo de la última crisis de Gobierno.

O sea Sánchez en estado puro, frío, implacable y sin decir una sola verdad. Y Ferreras tan contento y con su luto riguroso y habitual. Y menos mal que apareció el Wyoming para desmontar el tinglado de esta farsa que en ese momento acababa de terminar.