Sánchez avanza en pandemia y PGE

El presidente a Sánchez ha conseguido logros importantes en las últimas horas. Y entre ellos la aprobación en el Gobierno de coalición los PGE de 2022 con una gasto social de 240.000 millones de euros, 40.000 millones en inversiones e incluyendo en las cuentas 27.000 millones de las ayudas financieras de los fondos de la UE, que están por llegar y por aplicar de acuerdo con la exigente normativa de la Comisión Europea.

Asimismo, el Gobierno puede vanagloriarse de la importante mejora de los índices de contagios de la pandemia del Covid que se redujo a los 50 por cada 100.000 habitantes, lo que sitúa a España en el nivel bajo y como país seguro para visitantes extranjeros.

Y además estos avances y otros acuerdos sociales con sus socios de UP en el Gobierno, como los relativos al SMI o los alquileres, Sánchez ha logrado una sintonía práctica y eficaz con la vicepresidenta segunda Yolanda Díaz con la que mantiene una relación excelente y muy distinta a la que padeció con Pablo Iglesias por sus estridentes y públicas declaraciones.

Y a no perder de vista sus decisiones para favorecer, con la Fiscalía del Estado, el final de la investigación sobre el Rey emérito Juan Carlos I, otro problema añadido que se quita de encima, como meses atrás se quitó la cuestión de los presos golpistas del procés gracias a los indultos y a pesar del coste político que ello incluía y que ahora parece amortizado.

Y así y con un gobierno nuevo y renovado, en el que no existen personas ajenas al PSOE, como lo era Iván Redondo en su anterior Gabinete, el presidente Sánchez avanza, con aires triunfales, hacia el 40 Congreso del PSOE de la próxima primavera de donde saldrá aclamado y reforzado de cara a su segunda fase de la legislatura.

Para la que aún le quedan por aprobar los PGE de 2022 en el Congreso de los Diputados, lo que le obligará a más concesiones políticas y económicas a ERC, PNV y Bildu que muy probablemente no se convertirán en obstáculo insalvable, entre otras cosas porque estos partidos nacionalistas no desean un adelanto electoral, como tampoco lo quería UP.

Si tiene Sánchez sobre su Gobierno la espada de Damocles del precio de la luz y de una crisis internacional energética. A la que ayer quitó hierro desde Moscú el presidente Vladimir Putin, anunciando que Rusia aumentará su producción y la distribución de gas, aunque todo ello está aún por confirmar.

Pero mientras tanto Pedro Sánchez avanza, partido a partido, como el Cholo Simeone, y no parece que esa estrategia le vaya nada mal sobre todo a la vista de la breve recuperación electoral que le anuncian las encuestas. Las que ya veremos cómo reaccionarán cuando acabe el 40 Congreso del PSOE porque esas encuestas de finales de octubre o principio de noviembre van a marcar una tendencia de aquí a finales de año como pronto se sabrá.