Advertencia de Yolanda Díaz a Podemos 

No se equivocó Pablo Iglesias cuando, tras su salida del Gobierno, propuso a Yolanda Díaz (militante del PCE y no de UP) como vicepresidenta segunda del Ejecutivo y como futura candidata de UP a la presidencia del Gobierno, en el menoscabo de Ione Belarra, Irene Montero y Pablo Echenique. 

Los tres que están desafiando y amenazando la estabilidad del Gobierno de Pedro Sánchez con sus invectivas sobre el precio de la luz, y a los que Díaz ha dicho que ‘hay que cuidar la coalición’, y que el Gobierno ya ha tomado las medidas posibles para abaratar la tarifa eléctrica. 

No es la primera vez que Díaz muestra su pragmatismo y antepone el interés general a los partidarios, como lo ha demostrado en el diálogo social con la CEOE. Y como lo acaba de hacer con esta advertencia a sus compañeros de UP a los que les critica por haber presentado ante el Congreso de los Diputados una ‘proposición no de ley’, para la creación de una ‘empresa energética pública’. 

Y ello aunque la vicepresidenta reconozca la autonomía parlamentaria de UP, pero a sabiendas que esta iniciativa rompe el ‘protocolo de coordinación’ de los pactos de Gobierno del PSOE con UP. 

Lo que incluye también una velada advertencia a UP en contra de su plan de convocar manifestaciones contra la subida del precio de la luz, lo que ya ha hecho Vox convocando una protesta popular sobre el precio de la luz para el próximo día 18 de septiembre. 

Sin embargo las desavenencias en el seno del Gobierno entre PSOE y UP no se limitan al precio de la electricidad sino que se amplían a otras cuestiones  como: la subida del SMI, las pensiones, la reforma laboral, los alquileres y puede que también a las relaciones del Gobierno con la Generalitat. 

De lo que se deduce que la estabilidad de la coalición gubernamental que Diaz dice que hay que ‘cuidar’ no parece que tenga visos de arreglarse sino,  más bien al contrario, podría empeorar. Sobre todo ante las noticias de que UP estaría dispuesta a amenazar a Sánchez con bloquear los PGE de 2022 en caso de que no se acepten sus propuestas sobre la electricidad. 

Lo que de producirse significará el final del gobierno de coalición y la llegada de unas elecciones anticipadas. Aunque, antes de aproximarse el riesgo de ruptura, la vicepresidenta Yolanda Díaz, a la que Sánchez querría tener en el interior del PSOE, tendría una última palabra de advertencia final a UP sobre su posible abandono de su relación con Podemos, bien para quedarse ella sólo en el PCE, permanecer como independiente en el Gobierno, o incluso para marcharse al PSOE y convertirse en la estrella del 40 Congreso de los socialistas que se abrirá el próximo 15 de octubre en Valencia. 

Y si Yolanda Díaz abandona el entorno de UP y su cartel electoral entonces veremos la poca capacidad de liderazgo que Belarra, Montero y Echenique tienen política y electoralmente en UP. De manera que se puede afirmar que cuando Yolanda Díaz dice a UP que ‘hay que cuidar la coalición’ también les está diciendo a estos tres que están poniendo en peligro la existencia de UP.