Fondo de la Generalitat para multas, fraude y malversación

Esto del separatismo catalán no tiene arreglo porque viven al margen de la legalidad de manera permanente. Lo acredita el fondo de la Generalitat para pagar las multas impuestas por el Tribunal de Cuentas a varios golpistas catalanes, que acaba de acordar el gobierno de Pere Aragonés.

Fondo para los golpistas algunos de los cuales, como Oriol Junqueras, los acaba de indultar el Gobierno de Pedro Sánchez, y otros como el también afectado Artur Mas viene de un desafío anterior y el Tribunal Supremo le acaba de rechazar su recurso contra la multa del TC.

Un fondo de Gobierno Catalán para pagar con dinero público despilfarros de propaganda internacional del ‘procés’, con el que se pretende un ‘Fraude de Ley’ tal y como lo advierte el Tribunal de Cuentas, y lo que además llevará implícito el delito de malversación en caso de que se ponga en marcha su pretendida intención de avalista.

Y lo que a su vez conduce a demostrar que los indultos de Sánchez, lejos de la ‘concordia’ que el presidente preconiza, a lo que conducen es a nuevas reincidencias delictivas. Lo que afianza los argumentos de los que -PP, Cs y Vox- han recurrido los indultos ante el Tribunal Supremo. Al mismo tiempo que desmiente la ‘utilidad pública’ de la que presumen las motivaciones de los indultos que aprobó el Gobierno.

Y cuidado con este nuevo desafío a la legalidad porque si el gobierno de Pere Aragonés incurre en Fraude de Ley y la Malversación, acabará ante el Tribunal Supremo. Y esos son delitos mayores con penas de cárcel con lo que ya estaríamos otra vez donde estábamos hace pocos días.

Y vamos a ver qué hace la Fiscalía General del Estado ante el nuevo desafío del gobierno catalán porque si no se mueve tenemos servido otro escándalo mayúsculo. El que, por otra párate, no impedirá las denuncias del Tribunal de Cuentas y la Oposición que ya están en marcha.

Y a la espera estamos de ver que anuncia y hace el ministro Ábalos quien hace poco prometió que iba a ‘desempedrar’ los obstáculos que obligan a los golpistas y allegados a pagar las multas del Tribunal de Cuentas o a ser embargados. Pero creemos que Ábalos no hará nada porque de lo contrario será él quien choque con la Ley.