Los indultados se fugarán si el TS admite los recursos

Dicen los golpistas indultados de las penas de cárcel, pero que siguen siendo delincuentes inhabilitados que volverían a prisión si delinquen en los próximos seis años, que su puesta en libertad es una primera victoria pero que les queda por recorrer el camino de la amnistía y la autodeterminación.

Pero también la Justicia, maltratada por el Gobierno de Sánchez, tiene aún por delante un tramo de recorrido en la Sala Tercera del Tribunal Supremo ante la que PP y Vox presentarán recursos contra los indultos. Aludiendo ambos partidos a la presunta ‘arbitrariedad’ de la decisión del Gobierno que, a juicio de muy destacados juristas, carece de ‘utilidad pública’ y tiene como principal objetivo la permanencia de Sánchez en el poder.

Ahora bien, una vez que los recursos sean presentados, falta saber si la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo los admitirá a trámite para entrar en su análisis y dictar sentencia en favor o en contra de la anulación de los indultos.

En la jurisprudencia de la Sala Tercera existe el caso de un recurso que se admitió a trámite contra el indulto del Gobierno a unos condenados por un delitos ecológicos. Un recurso que fue presentado por una Asociación Ecologista que no había participado en el proceso, ni estaba directamente perjudicada por los indultos pero que se amparaba en el interés general.

Lo que constituye un claro precedente y jurisprudencia que debería obligar a la Sala Tercera del TS a admitir a trámite los recursos: del PP, en nombre del ‘interés general y mayoritario del país’; y de Vox como ‘parte del proceso’ en el que participó como ‘acusación popular’. Y está claro que si la Sala Tercera admite a trámite los dos recursos y decidiera su anulación, los delincuentes golpistas ahora indultados y excarcelados tendrían que regresar a prisión.

Una posibilidad en principio remota pero que podría producirse. De manera que, a nada que la Sala Tercera del TS admitiera los recursos de PP y Vox, todo apunta a que los nueve delincuentes indultados se fugarían de España a toda velocidad y sin esperar la sentencia para, de esa manera y siguiendo el ejemplo de Puigdemont, salir del país y no tener que regresar a prisión.

Una fuga semejante, sí el TS se anulará los indultos, sería la guinda del enorme ridículo que en ese caso habría  presidente Sánchez con sus indultos. Lo que, por otra parte y en el caso de ser declarados ‘nulos por arbitrarios’ -y por ‘desviación de poder’-, podría derribar el Gobierno de coalición de Sánchez al retirarle el apoyo ERC.

Y ello por más que Sánchez les diga a sus aliados golpistas que él lo intentó y a la ex pretenda meterles miedo con el argumento de ‘que viene el PP’. De manera que ojo con los golpistas indultados porque se pueden fugar, como se fugó Puigdemont camino de Waterloo.