Llegan los indultos contra la Justicia

Todo está preparado. El espectáculo de los indultos que Pedro Sánchez va a aprobar este martes en el Consejo de Ministros, en el beneficio de la libertad los golpistas catalanes y de la permanencia de Sánchez en el poder, ya está a punto de comenzar.

E incluye, en este lunes, un ‘entremés’ de presentación de los indultos en el Liceo de Barcelona, al que no acudirá ningún miembro del Gobierno catalán, ni líderes o dirigentes de los partidos catalanes de ERC, JXC, CUP, PP, Cs y Vox, aunque sí del PSC y de En Comú Podem. Y de algunas organizaciones de la sociedad civil catalana como las del empresariado pro separatista.

El presidente Sánchez justificará los indultos ante la ciudadanía española y frente a la Justicia como en gesto ‘magnánimo’ contrario a ‘la venganza y la revancha’ como él mismo lo afirmó, sin pudor ni acierto porque de ello se desprende que la sentencia del procés pudo ser una venganza de la Justicia española en contra del separatismo catalán.

Pero el presidente ha eliminado últimamente la palabra ‘venganza’ de sus planes de los indultos y ahora utiliza los vocablos de ‘entendimiento’ y la ‘concordia’ para justificar unas medidas de gracia que dañan ‘el principio de legalidad’. Porque no se ajustan a la Ley por ausencia de ‘utilidad pública’ y de arrepentimiento y voluntad de no reincidencia en los delitos por parte de los golpistas condenados.

Y porque con estos indultos se pretende alterar la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe catalán y ‘fabricar’ un ‘auto indulto’ del presidente Sánchez para que pueda seguir en el poder.

Consecuencias y hechos todos estos que están descritos con precisión en los ‘Informes preceptivos’ de la Sala Segunda y de la Fiscalía del Tribunal Supremo. En los que además se señala al presidente Sánchez como autor de una presunta ‘desviación de poder’ -camino de la prevaricación- por el carácter ‘arbitrario’ de los indultos que, según la jurisprudencia del Tribunal Supremo, podría conducir a su anulación, si así lo acuerda la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

La que, una vez que ‘la acusación popular’ de Vox presente los recursos a los indultos dejará en manos del Pleno de los 30 magistrados de esta Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo una decisión histórica de la que va a depender la independencia de la Justicia Española, que los indultos de los golpistas quiere burlar y el prestigio del Tribunal Supremo al que desde el Gobierno se quiere burlar y deshonrar.