Sánchez viaja a Argentina y Costa Rica en vísperas del 13-J

Mientras el presidente de los EE.UU., Joe Biden, inicia su primera vista a Europa -en la que el presidente Sánchez tratará de saludarlo de manera especial en la cumbre de la OTAN del lunes 14-, el Jefe del Gobierno de España ha viajado a Argentina para una mini gira latinoamericana que va a  concluir en Costa Rica.

Y que acabará justo antes de la cumbre atlántica y de los varios e intensos acontecimientos españoles del próximo domingo 13 de junio. Una jornada política en la que están previstos: la manifestación de la plaza de Colón de Madrid en contra de los indultos a los golpistas catalanes; las primarias del PSOE en Andalucía; y la IV Asamblea de Unidas Podemos en la que se se hará oficial la marcha y el relevo de Pablo Iglesias.

Tres acontecimientos de envergadura política que esperan a Sánchez en Madrid una vez regrese de Costa Rica -donde también se verá con los presidentes de Honduras, Panamá, Guatemala, República Dominicana y Belice- y especialmente el relativo a ‘las primarias’ de Andalucía.

Sobre todo por el riesgo que esas primarias incluyen para Sánchez en caso de una victoria de Susana Díaz en el PSOE andaluz. Lo que podría tener sus consecuencias de cara al 40 Congreso del PSOE, previsto para mediados del próximo mes de octubre en Valencia.

Sánchez, quien recientemente viajó a Libia, nadie sabe bien por qué, ahora se va a Argentina -un país muy dañado por la crisis financiera y la pandemia del Covid- en una visita oficial sin contenido político, aunque sí en pos de reforzar las relaciones económicas y empresariales entre ambos países.

Y un viaje en la que se incluye una visita a la ESMA, la antigua Escuela Mecánica de la Armada Argentina, que se convirtió en el centro de memoria de las torturas de la dictadura militar Argentina en los años comprendidos entre 1976 y 1983 .

Diríase que Sánchez se toma un cierto respiro y unas vacaciones tras sufrir el batacazo electoral de Madrid, para recuperar fuerzas antes de abrir el más que temerario ‘melón’ de los indultos a los golpistas catalanes, que tampoco se sabe cómo le van a salir y mientras medita el calendario de los indultos y la crisis de Gobierno que el presidente pretende llevar a cabo. Y que podría ser ponerse en marcha durante el proceso de los indultos precisamente para desviar la atención de la opinión pública y los medios de comunicación