Junqueras acude en socorro de Sánchez

El jefe del golpe catalán, el condenado, preso y delincuente Oriol Junqueras, ha publicado en La Sexta TV, su canal de referencia, una carta donde afirma que todo lo que no sea ‘un referéndum acordado con el Gobierno’ ya no es ‘viable ni deseable’. De lo que parece deducirse que el líder de ERC renuncia a una nueva Declaración Unilateral de Independencia (DUI) en Cataluña.

Asimismo en su misiva Junqueras, después de haber dicho de los indultos ‘que se los metan por donde le quepan’, ahora declara que ‘los indultos aliviarían el conflicto’.

Dos cambios de posición de Junqueras con los que acude en socorro de Pedro Sánchez al que ve políticamente muy presionado dentro y fuera del Gobierno y del PSOE. Y cuando dos recientes encuestas, de El Mundo y La Sexta TV, afirman, respectivamente, que el 60 % y el 65 % de los españoles están en contra de los indultos que Sánchez pretende dar a los golpistas catalanes.

Una losa sobre las espaldas de Sánchez que la carta de Junqueras no va a lograr levantar, por cuanto la misiva, que es un gesto y una muy escasa y parcial rectificación, mantiene intacta su alta responsabilidad en el golpe de Estado sin el menor arrepentimiento.

Y porque esta misiva no cambiará en nada la opinión de los españoles contra los indultos, aunque puede que parcialmente y solo en algunos casos, mejore el capítulo de la ‘reincidencia’ ante el posible recurso del indulto ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

Como tampoco tienen valor ni credibilidad las palabras de Junqueras en las que dice que los indultos ‘aliviarían el conflicto’. En lugar de decir que lo que se aliviaría es su situación penitenciaria y los más de 9 años de cárcel que le quedan por cumplir.

En La Moncloa la carta de Junqueras se ve como un paso positivo que bien podrían seguir otros condenados -no olvidemos que los indultos deben ser individuales- pero no garantiza que, en caso de recurso a la Sala Tercera del Tribunal Supremo, las afirmaciones de Junqueras puedan evitar que se anule su indulto.

Y ello porque, si bien parece que Junqueras renuncia a la reincidencia no hay la menor señal de arrepentimiento, ni tampoco de ‘utilidad pública’, porque en este caso los beneficiarios del indulto serían Junqueras si sale de la cárcel y Sánchez porque ERC le garantizaría la permanencia en el poder.

Lo que sí tiene la declaración de Junqueras es impacto político si la acepta el Gobierno catalán y especialmente JxC como una renuncia irrevocable a una nueva Declaración Unilateral de la Independencia catalana.

Lo que en un principio ya ha rechazado JxC por boca de Elsa Artadi. Por lo que ahora estamos ante una rectificación muy limitada del líder de ERC. El que, por otra parte, vuelve a chocar con su íntimo adversario Puigdemont.

Pero ello, y por el momento, le va a servir a Sánchez para seguir avanzando hacia los indultos y para reducir la presión interna del PSOE y de una parte escasa de la opinión pública reticente. Y ya veremos si este movimiento de ficha en el tablero catalán no acaba derribando el gobierno de Aragonés y facilitando un Ejecutivo de la izquierda entre ERC, En Comú Podem y PSC.

En todo caso Junqueras ha salido en socorro de Sánchez y ello constituye una novedad que hay que seguir con atención por lo que de ella se pueda derivar.