Dramática encuesta para Cs en Cataluña

El diario La Vanguardia acaba de publicar una encuesta de GAD3 sobre una eventual repetición electoral en Cataluña para el caso de que ERC ni PSC no puedan formar gobierno -solo quedan 10 días de plazo- y se repitieran las elecciones catalanas del pasado 14-F.

La encuesta confirma una nueva victoria del PSC de Salvador Illa con 36 escaños (tres más que el 14-F). Una mejora a costa de Cs que recibe la pésima noticia de que en caso de repetición electoral desaparecerían del Parlament de Cataluña (reducidos a un 2,3 % de los votos).

Pero el sondeo también le ofrece a ERC, que mejora 2 escaños hasta los 35, y a JxC que se queda en 33 la posibilidad de formar gobierno, sin necesidad de la CUP, lo que es un dato importante.

Como también lo es el que la desaparición de Cs mejoraría al PP que pasa de 3 a 8 escaños, y queda empatada con Vox que bajaría 3 diputados de 11 a 8 y con la CUP que pierde uno de 9 a 8, como también cedería 1 diputado En Comú Podem para quedarse en 7.

De confirmar esta encuesta en una repetición electoral catalana, estaríamos ante el absoluto final de Cs, porque Cataluña es la cuna de este partido. Y porque el pacto electoral entre PP y Cs, al que recientemente hizo alusión Arrimadas para el caso de repetición electoral, sería completamente inútil una vez que el PP de Casado no necesitaría alianza alguna con un partido que está prácticamente muerto.

La importancia de esta encuesta radica en que llega cuando en el seno de Cs se ha abierto un debate sobre su necesaria y urgente integración en el PP. Lo que la encuesta de GAD3 viene a certificar su anuncio del final de Cs en Cataluña, tras la reciente debacle de este partido en Madrid.

De ahí que la posible negociación de Casado y Arrimadas solo puede saldarse con la capitulación de la líder de Cs y cuando antes, si ella no quiere asistir a una desbanda general hacia el PP de principales cargos y gobernantes (en autonomías y ayuntamientos) de Cs en toda España.

Y todo ello en pos de la reconstrucción del centro derecha y escenificar ante la opinión pública una secuencia imparable que comenzó el 4-M en Madrid y ha tenido un seguimiento llamativo en los últimos sondeos preelectorales en Cataluña y en toda España. Y en estos últimos anunciando la victoria del PP sobre el PSOE, por primera vez desde 2018.

Desde La Moncloa, Pedro Sanchez lanza mensajes de recuperación de su dañado liderazgo sobre la base de una importante mejora sanitaria en los próximos meses y de la llegada de los fondos europeos a nuestro país en el otoño. Lo que está por ver en ambos casos, como pendiente de confirmarse está el que Unidas Podemos vaya a permanecer en el gobierno de coalición de Sánchez tras la marcha de Iglesias.

Hay pues mucho en juego y los próximos meses, antes de las vacaciones de verano, van a ser determinantes y en ellos puede figurar el final de Cs y su definitiva integración en el PP de cara a un otoño político que se presenta apasionante en el debate político nacional.