Feijóo apoya a Casado y apuesta por un ‘nuevo ciclo’ nacional 

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha dado ayer su pleno apoyo al líder nacional del PP, Pablo Casado, y ha afirmado que estamos ante un ‘nuevo ciclo’ de la política española que pasa por la puesta en marcha de la refundación y relanzamiento del centro derecha, al margen de Vox y en línea con lo que él ha conseguido en Galicia. Lo que le obliga al PP a facilitar un proceso de integración de Cs en su seno y organización.

Feijóo sabe bien que la derrota de Pedro Sánchez en Madrid y la marcha de Pablo Iglesias del Gobierno y de UP le ofrecen una oportunidad al PP frente a un Sánchez que está personal y políticamente tocado, y apremia a Casado a reforzar y reconstruir el centro derecha en España.

Y ello coincide con la crisis existencial de Cs, tras su fracaso en Cataluña y en Madrid, y los movimientos internos que se registran en el partido de Inés Arrimadas favorables al proceso de integración de Cs en el PP.

Lo que deberá de gestionar Casado sin prisas pero sin pausas y con cierta generosidad hacia Cs, porque solo un buen acuerdo entre los líderes de los dos partidos va a facilitar el trasvase masivo de votos de Cs al PP frente a un ‘sanchismo’ a la deriva en su liderazgo y proyecto político.

Un modelo el de Sánchez autocrático y personalista que tiene problemas con UP y sus aliados catalanes de ERC, que se niegan a hablar y a pactar con el PSC. Y que en el corto plazo se enfrenta a serias discrepancias con UP por el ambiguo y mal elaborado Plan de Reactivación de la economía  española que Sánchez ha presentado ante la UE.

Lo que puede provocar retrasos en el envío a España de los fondos de la UE, una vez que el Plan italiano preciso y viable ofrecido a Bruselas por Mario Draghi, se ha convertido en el modelo que debería aportar España.

Pero que Sánchez ha sido incapaz de elaborar con sus ministras del ámbito económico y fiscal, Nadia Calviño y María Jesús Montero. Plan inaceptable para Bruselas por imprecisión y falta proyección a futuro y que sufre, en el seno del Gobierno, muy serias reticencias de sus socios Unidas Podemos.

Que ahora lidera Yolanda Díaz y no pueden presentarse en la asamblea de UP del 13 de junio de Vistalegre IV con un plan de reactivación social y económica de corte liberal, como lo pide la UE, sin que se les subleve una buena parte del partido tras la marcha de Pablo Iglesias.

En este nuevo escenario político y con el espaldarazo de Feijóo a Casado, tras la dura derrota de Sánchez en Madrid, al líder del PP le toca construir el discurso político del ‘nuevo ciclo’ español con mensajes centrados y de reconstrucción nacional. Y le obliga a Casado a abrir con Arrimadas una pronta y razonable negociación. Encadenando una secuencia de hechos positivos, que se iniciaron el 4-M en Madrid, que no se pueden interrumpir y menos aún aplazar en el tiempo.

Y creemos que Casado, que habrá agradecido a Feijóo su espaldarazo, lo sabe y que por ello actuará en consecuencia y sin dilación en pos del ya en ciernes ‘nuevo ciclo’ de la política nacional.