Todo se reactivará a primeros de mayo

Las vacunas siguen lentas porque cuatro meses después de su inicio en España solo un poco más del 8 % de los ciudadanos están completamente vacunados. Y, como siempre, el Gobierno anuncia que la semana próxima habrá miles de vacunas más en las CC.AA. y que, a partir de ese momento, comenzará el nuevo y acelerado ritmo de la vacunación.

Especialmente una vez que pase el puente vacacional del 2 de mayo, y que concluyan las elecciones madrileñas del 4-M. Y una vez, también, que este Gobierno de Sánchez haya enviado, por fin, a la UE su plan para reactivar la economía española, con o sin el visto bueno de sindicatos y la CEOE. Plan, cuyas reformas estructurales en las pensiones y en laboral, siguen siendo un enigma envuelto en un misterio, que Bruselas desvelará.

También para los primeros días de mayo se espera un nuevo gobierno en Cataluña entre ERC y JxCat, que nombrará presidente a Pere Aragonés y a Carles Puigdemont su controlador de Waterloo. Para eso se ha celebrado en la cárcel de Lledoners de Barcelona, que es un balneario o club social para los golpistas catalanes, una cumbre de dirigentes de ERC y JxCat.

Lo que, por otra parte, reactivará el cuento chino de la Mesa de Diálogo entre los Gobiernos de España y la Generalitat. Y el presidente Sánchez no tendrá más remedio que impulsar los indultos a los golpistas para pagar a ERC la factura de su investidura pendiente desde enero de 2020.

Sin embargo, veremos en qué condiciones llega Sánchez al arranque del tan esperado mes de mayo, en el que además está previsto el final del ‘estado de alarma’ (el día 9). Y la reapertura de la movilidad en toda España porque no está claro que los gobiernos autónomos tengan potestad para recortar derechos fundamentales de los ciudadanos que garantiza la Constitución.

Sánchez puede llegar al 9 de mayo exultante si, como insinúa la encuesta electoral de El País, se produce un milagro en las elecciones madrileñas y los partidos de izquierdas suman los 69 escaños de la mayoría absoluta en la Asamblea de Madrid.

Aunque, en esa misma encuesta de Metroscopia para El País, se afirma que la posibilidad de que la izquierda llegue al Gobierno de la Puerta del Sol es del 15 % mientras que la posibilidad de que gobierne Ayuso con apoyo de Vox es del 85 %.

Y si además el candidato de Sánchez en Madrid, Gabilondo, resulta mal parado y puede que superado por Más Madrid, pues en ese caso el Mayo que le espera a Sánchez será muy complicado.

Incluso dentro del PSOE desde donde acusarán a La Moncloa del fracaso tanto en la operación de Murcia como en las elecciones de Madrid, donde se pusieron a las órdenes de un enloquecido Iglesias. El que muy pronto le propondrá a Gabilondo un cordón sanitario contra el Palacio de la Zarzuela y otro contra el Papa Francisco.

Mayo será pues un mes decisivo y, si la cuarta ola de la pandemia no sube de nuevo a cifras preocupantes como las del País Vasco, se convertirá en la antesala de la confirmación de las vacaciones de verano y del inicio de la recuperación económica. Siempre que la Comisión de la UE bendiga el Plan del Gobierno de España y empiece a abrir el cuerno de la abundancia de los Fondos de la UE.

Y para la Oposición a Sánchez mayo también puede ser un mes decisivo porque si como anuncian la mayoría de las encuestas -y las que se sabrán el jueves- Ayuso gana y renueva el Gobierno de Madrid y Cs se hunde. Y en ese momento el partido de Arrimadas avanzará hacia su final o puede que hacia su integración en el PP, lo que reforzaría mucho el liderazgo de Pablo Casado en el Centro Derecha, como el líder de la Oposición y la alternativa a Sánchez.

El que, conviene recordarlo, todavía tendrá por delante dos años y medio de legislatura antes de los próximos comicios generales de noviembre de 2023, a los que Sánchez espera llegar sin pandemia y con la economía avanzando a todo tren.