Ayuso solo regular y García lidera la izquierda

Una izquierda coordinada entre ellos para la caza de Ayuso, que no dudó en utilizar las muertes por covid en Madrid y liderada por la mejor actuación de Monica García, de Más Madrid, resultó favorecida en el debate electoral de Telemadrid. Debate donde Gabilondo no destacó y Pablo Iglesias se perdió en una sopa de números y resultó el peor del tridente progresista que había pactado previamente no agredirse entre sí.

Y un debate donde el centro y la derecha si se confrontaron y donde, como se temía en el PP, Isabel Ayuso no estuvo bien aunque resistió a duras penas los embates de la izquierda. Y sufrió y mucho en los temas sanitarios que no llevaba preparados y, de manera muy especial, en lo relativo a las muertes en las residencias de los ancianos madrileñas que es el punto negro -está en los tribunales- de su gestión.

Una bomba esperada que lanzó Gabilondo, para luego esconder la mano y decir que no había que utilizar las muertes en campaña, y sobre la que el equipo de Ayuso no había preparado una respuesta clara y contundente. Ni sobre el número de muertes en Madrid respecto a otras CCAA diciendo algo tan sencillo como que Madrid tiene muchos más habitantes. O que Sánchez tiene el récord mundial de mortalidad por país en número de habitantes.

La presidenta madrileña (en funciones) estuvo mejor en la parte económica aunque tampoco con contundencia y brillantez, sino repitiendo su eslogan de libertad y la bajada de impuestos. Cuestión está última donde Gabilondo e Iglesias discreparon. De hecho Bal defendió mejor que Ayuso los logros económicos del último Gobierno de Madrid.

Un Edmundo Bal que estuvo dialécticamente bien, intentando salvar a Cs para que sus votantes no los abandonen y los expulsen de la Asamblea de Madrid. Y ofreciéndose, en su canto de cisne, para gobernar con el PP en lugar de Vox. Partido este que, por boca de Rocío Monasterio, calentó a su electorado con ataques a Iglesias, García y Bal, y diatribas inaceptables sobre la seguridad y la inmigración.

Consideraciones todas estas que en cierta manera confirmó la encuesta de Sigma 2 sobre el debate de Telemadrid anunciando la victoria de Ayuso en esta contienda televisiva en línea con el impulso de otros sondeos pero sólo con el 35,5 % de votos y no con el 41 %.

Y reconociendo la buena actuación de Mónica García (23,4 %) que fue la mejor en la izquierda, por delante de Iglesias (15,4 %) y de Gabilondo (en el cuarto lugar con 10,6 %), lo que es una mala noticia para el PSOE y muy buena para el PP. Mientras que Monasterio con el 8,5 % aguanta su perfil y Bal aparece el último en este sondeo con un 6,6 % lo que para Cs es una mala señal si extrapolamos el debate a la jornada electoral.

Y algo más: aunque las elecciones madrileñas tendrán impacto en la política nacional el debate de Telemadrid tuvo en conjunto un escaso nivel político y falta de liderazgo y empatía personal en general. Lo que a fin de cuentas va a beneficiar a Ayuso.

La que ayer pasó un mal trago. Aunque ahora Ayuso tendrá 12 días por delante para recuperar su impulso inicial, de igual manera que Más Madrid y Monica García subirán en la izquierda a costa de Podemos, lo que es buena notica para Errejón y sobre todo a costa del PSOE, lo que de confirmarse el 4-M será una pésima noticia para La Moncloa.

Cs intentará permanecer en la Asamblea de Madrid y regresar al Gobierno de la Puerta del Sol, donde desde luego no se ve a Gabilondo de presidente. Pero está claro que Bal no permanecerá en Madrid y regresará al Congreso de los Diputados, ni tampoco Iglesias, dado que, una vez acabada la contienda, el líder de UP saldrá de Madrid y puede que de la política como lo va diciendo por ahí.