Pandemia y economía: el Gobierno debe decir la verdad

Los ciudadanos están desconcertados con el caótico y cambiante plan del Gobierno de vacunación. Y también lo están los empresarios, autónomos y trabajadores acogidos a los ERTES, lo que debe obligar al Gobierno, sin demora, a hacer públicos los nuevos calendarios, medios y objetivos que se han de presentar con la mayor urgencia y claridad.

El relato de Sánchez de los últimos días sobre el calendario de vacunación ya no sirve ante el rechazo de miles de ciudadanos, al menos en Madrid, a recibir la vacuna AstraZeneca que en principio se está aplicando a la franja de edad que va de los 60 a los 69 años.

Además, en la UE países como Alemania o Francia abogan por comprar la vacuna Sputnik V a Rusia, a nada que la autoricen en la UE, lo que debería poner en marcha al gobierno español para adquirir también esta vacuna si es que la ministra de Exteriores, Laya, aún se habla con su homólogo ruso, Lavrov.

Necesitamos pues que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, publique en la web de su departamento las listas, por CC.AA., provincias y por franjas de edad, de quiénes son los ciudadanos a los que les toca vacunarse en cada momento y lugar, y qué tipo de vacuna se les va a administrar.

Asimismo queremos conocer el volumen de vacunas que ahora hay en cada Comunidad Autónoma y cuántas más y cuándo están por llegar y cuáles son sus laboratorios de origen.

Estos datos son fundamentales para crear confianza y que cada español sepa en cada momento cuál es la situación general y la suya propia. Y este es un necesario ejercicio de transparencia que el Gobierno de Sánchez debe poner en marcha ya. Y si no lo hace es porque todo lo ha anunciado y prometido no se corresponde con la verdad.

Y otro tanto debe hacer la vicepresidenta Nadia Calviño en relación con los créditos ICO, ayudas a empresas y autónomos, los ERTES y el dinero que se espera recibir de la UE de unos Fondos -ahora bloqueados en Alemania- que no parece que vayan a llegar antes de final de año si esto sigue así.

Lo que a lo mejor debería llevar al Gobierno a pedir la ayuda del MEDE por más que la palabra ‘rescate’ tenga un coste político para Sánchez. Pero esos fondos y otros de la Comisión Europea están ahí y sería bueno y muy importantes que los ciudadanos y las empresas dispusiéramos de toda esta información para saber dónde estamos, a qué nos enfrentamos y lo que nos espera y puede pasar.

Como sería bueno saber cómo se están planteando las vacaciones del verano y la temporada turística estival, sobre la que existen muchas dudas ante el caos que se puede derivar del avance de la cuarta ola del virus, unido al retraso de las vacunas y la desaparición del ‘estado de alarma’ prevista para el 9 de mayo. Lo que va a dejar en el limbo jurídico la movilidad de los ciudadanos por todo el territorio nacional.

Queremos pues tres cosas: información, transparencia y la verdad.