Sánchez callado e Iglesias contra las Infantas

El Presidente Sánchez sigue a la espera de acontecimientos en Cataluña para la formación del nuevo Gobierno tras las elecciones del 14-F. Mientras tanto la iniciativa en política y los medios de comunicación la tiene Iglesias, su provocador vicepresidente quien ayer presumía de que le iba a ganar el pulso a Sánchez en la batalla que mantienen a propósito de los alquileres.

Un Iglesias que sigue, desde el interior del Gobierno, con su campaña en contra de la monarquía que ayer relanzó aprovechando la noticia de que las infantas Elena y Cristina se habían vacunado contra la pandemia en un viaje a Abu Dhabi a donde acudieron para visitar a su padre el Rey Juan Carlos.

‘Se han saltado la cola de la vacunación’ dijo Iglesias poniendo este caso como ejemplo para reclamar la Republica, a la que él ha insultado cuando comparó al delincuente Puigdemont con los exiliados de la II Republica.

Pero Iglesias mintió, las Infantas Cristina y Elena no ‘se han saltado la cola de la vacunación’ tal y como dijo el vicepresidente. Al contrario la han aligerado, lo que benefician el turno que a ellas les seguía y han ahorrado a España dos vacunas en un momento en el que no hay vacunas en nuestro país. Por lo que todo español que pueda vacunarse fuera de España debe hacerlo en defensa de su vida, está en su derecho, es su libertad y legal.

Pero el gran vago de Podemos que es Iglesias se dedica solo a la intriga y crear problemas con las bendiciones y consentimiento de Sánchez que lo mantiene en un Gobierno que no cesa de agredir a La Corona. Y desde el que varias ministras -con la vicepresidenta Calviño, incluida- se sumaron a las críticas a las Infantas Cristina y Elena que han aclarado que aceptaron vacunarse para disponer del ‘pasaporte verde’ y poder seguir visitando a su padre, lo que es bastante razonable.

Y todo ello ocurría cuando TVE daba la noticia de la vacunación de las dos infantas Elena y Cristina con la foto de la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Otro disparate que TVE ha calificado de ‘error técnico’ y que ocurre tan solo 23 días después de que se agrediera a la princesa Leonor, la heredera de La Corona de España, con una foto y un título infame y malintencionado en el que se decía, a propósito del anuncio de su futuro colegio en Gales, que la princesa Leonor ‘se va de España como su abuelo’.

Y todo esto pasaba en el día de ayer, con Iglesias liderando el Gobierno y haciendo de Ariete de Sánchez contra La Corona, mientras el ministro Iceta viajaba a Vitoria para poner en marcha el traspaso de la competencia de prisiones al País Vasco (en pago por la votación del PNV a los PGE) para que el Gobierno vasco se permita favorecer, sin límites, a los presos de ETA. Y cuando en Baleares y en Valencia los gobiernos del PSOE avanzan en la inmersión lingüística para desactivar a más velocidad en esas Comunidades el idioma español.

Y ¿qué dice de todo esto la Oposición? Pero ¿qué Oposición? En el PP aún no se han repuesto de la reaparición, como si de un Zombi se tratara, de su expresidente José María Aznar, dando lecciones de liderazgo mundial. En Cs continúan asistiendo a cursos de supervivencia, y en Vox está a la espera de recoger los restos del naufragio de Casado y Arrimadas como lo acaban de hacer en el territorio catalán los seguidores Abascal que ha batido a los dos.