Biden contra ‘la guerra incivil’

El nuevo presidente de los EEUU Joe Biden habló firme y claro en su primer discurso tras la jura del cargo declaró: ‘tenemos que acabar con esta guerra incivil’. Y añadió ‘la fractura es profunda, pero no nos tenemos que ver como adversarios sino como vecinos’.

Como se esperaba fue un discurso en favor de la unidad del país, pero en él Biden no rehuyó la denuncia del reciente asalto al Congreso del que dijo: ‘no volverá a ocurrir’. Y añadió: ‘no habrá paz sin unidad’. Unidad que en el acto de su investidura fue dignamente representada por el ex vicepresidente Mike  Pence -cuya actitud fue ejemplar- y los tres ex presidentes Obama, Bush y Clinton (Cárter, a sus 96 años no pudo acudir por problemas de salud).

Hizo Biden una defensa cerrada de la democracia, de la que reconoció que había sido atacada, pero asegurando que había salido victoriosa frente a ‘las turbas’ que profanaron el Capitolio.

Y denunció los ataques a la Democracia y el odio que genera el racismo, el negacionismo, el extremismo supremacista blanco y la mentira ‘fabricada’. Unas alusiones todas ellas que iban dirigidas a su predecesor y ausente en la ceremonia de investidura, el ex presidente Donald Trump.

Un Trump que salió a primera hora de ayer por la puerta trasera de La Casa Blanca rumbo a Florida, donde parece que se pondrá a trabajar de manera inmediata en el proyecto de un nuevo partido político ‘Patriot Party’. El que piensa liderar, siempre que no sea condenado e inhabilitado en el juicio del impeachment que se va a celebrar en próximos meses en el Senado.

‘Toda mi alma va en este acto’ dijo Biden parafraseando a Abraham Lincoln tras reafirmar su compromiso con la Constitución y subrayando que su  juramento ‘es sagrado’. Que es, exactamente, lo contrario de lo que hizo Trump al incitar el pasado día 6 el asalto al Congreso, violando con ello la Constitución y faltando a su juramento presidencial.

Graves hechos por los que Trump será juzgado primero en el Senado y más adelante en los tribunales ordinarios donde ya le esperan una docena de demandas de toda índole, incluida una por impulsar la insurrección contra la democracia representada en el Congreso de los EEUU.

Al resto de países del Planeta el presidente Biden les dijo que los Estados Unidos va a ‘recuperar las alianzas’ y seguirán siendo ‘el faro del mundo’. Afirmando Biden que su país será respetado ‘no por el ejemplo de nuestro poder, sino por el poder de nuestro ejemplo’.

Y regresó Biden una y otra vez a la necesidad de unir el país prometiendo  gobernar para todos y luchar contra los problemas actuales empezando por la pandemia que se ha llevado más de 400.000 vidas -‘más de las que se llevó la II Guerra Mundial’, dijo- y los problemas económicos y sociales del país. Para lo que hoy mismo aprobará 17 decretos presidenciales con los que se pone fin y se da un vuelco a la desastrosa era de Donald Trump.