De Trump a Biden, de Calígula a Claudio

Julius Caesar |

En los últimos meses han sido varios los escritores y los analistas que han comparado a Donald Trump con el depravado emperador romano Calígula, a quien mató el jefe de su guardia pretoriana y luego le sucedió su tío Claudio, nieto del gran Augusto.

Un Claudio con deficiencias físicas, era cojo y tartamudo, lo que prejuzgaba su aparente debilidad para el cargo aunque luego resultó ser un emperador prestigioso, respetado y brillante historiador.

Lo que siguiendo el símil romano permite comparar a Biden, político nada carismático ni estridente, con el emperador Claudio. Aunque la Historia también cuenta cuenta que a la muerte de Claudio -envenenado por su esposa Agripina- quien llegó al poder fue otro implacable y enloquecido emperador, Nerón. Lo que para algunos constituye una advertencia o mala jugada del destino que prejuzga el posible regreso de Trump/Nerón a La Casa Blanca en 2024.

Lo que no será posible si Trump es condenado al impeachment durante el esperado juicio del Senado, tras la votación favorable de la Cámara de los Representantes, y sobre todo si finalmente queda inhabilitado para ejercer todo cargo en la política americana.

Para ello es necesario que 67 de los 100 senadores de la Cámara Alta voten contra Trump. Lo que hace necesario que 17 senadores justos republicanos se sumen a los 50 senadores demócratas para consumar el impeachment e inhabilitar a Trump.

Una tarea harto difícil que, curiosamente, puede liderar y llevar a cabo en el Senado el que hasta ahora ha sido el jefe de la guardia pretoriana de Trump en el Congreso y líder de la mayoría Republicana del Senado (ahora de la minoría) el veterano y prestigioso senador conservador Mitch McConnell.

Quien ha acusado al presidente saliente de haber provocado el asalto al Congreso y no quiere, por nada del mundo, que el Trump/Calígula controle el Partido Republicano (donde sigue teniendo muchos apoyos y votantes) para reaparecer en 2024 reencarnado en el Trump/Nerón.

McConnell, a quien en el Congreso le pusieron el mote de ‘La Parca’, por su implacable capacidad de liquidar a sus adversarios parece que está afilando la guadaña para ‘decapitar’ e inhabilitar a Trump, para evitar su regreso y devolver al Partido Republicano a la senda de la normalidad democrática y constitucional. De lo contrario en 2024 Washington D.C. arderá y lo del asalto al Congreso quedará como incidente menor comparado con lo que Donald Trump será capaz de hacer si regresa al poder presidencial.