El Tribunal Supremo se opondrá a los indultos

Hay quienes piensan, como el pintoresco Gabriel Rufián desde ERC, que los soberanistas vascos y catalanes le han torcido la mano a Sánchez y ahora lo tienen en sus manos y a su merced. Y así es y será hasta que se aprueben los PGE de 2021.

Pero después ya veremos qué ocurre con esos pactos políticos y cómo y cuándo se van a cumplir, porque para empezar el Tribunal Supremo se ha opuesto a la concesión del tercer grado y la semi libertad a los golpistas catalanes condenados y presos.

Entre otras cosas por su falta de arrepentimiento -Oriol Junqueras y Jordi Cruixart dijeron que volverían a cometer esos mismos delitos- y ello es un precedente que anuncia que el Tribunal Supremo se opondrá también a conceder los indultos a los golpistas.

Los que están en trámite y van mucho más lentos de lo que esperaban ERC y Podemos, motivo por el Oriol Junqueras no podrá participar, tal y como lo pretendía, en las elecciones catalanas del 14 de febrero.

Además, la Fiscalía y el Supremo tienen que emitir sus respectivos informes y no tienen ninguna prisa y llegan las vacaciones de la Navidad y ello puede retrasar también la reforma del delito de sedición en el Código Penal.

Y puede incluso que el propio presidente Sánchez, una vez que ya tenga en su poder y aprobados los PGE, tampoco tenga mucha prisa en conceder los indultos y puede que incluso llegue a pedir a ERC su público compromiso con la legalidad y que descarten la declaración unilateral de independencia.

Rufián e Iglesias han ido demasiado lejos en sus chantajes a Sánchez y el presidente, cuando tenga los PGE, ya veremos por donde sale porque se tomará su tiempo y es consciente de que declaraciones como la de Rufián exigiendo que se suban los impuestos en Madrid dañan y mucho al PSOE en ésta comunidad autónoma.

Además si ERC quiere gobernar en Cataluña Junqueras tendrá que pactar con Puigdemont al que odia, o pedir apoyos al PSC que ante todo exigirá a  la Esquerra el reconocimiento de la Constitución y la legalidad.

0 sea que tras los PGE y las elecciones catalanas muchas cosas pueden y van a ocurrir cambiando el mapa político catalán y el nacional. Y por ahora y para empezar que se vayan olvidando en ERC y en Podemos de indultos a toda velocidad. El Tribunal Supremo no tiene prisa y se opondrá.