Arrimadas descubriendo a Sánchez

Las elecciones catalanas del 14 de febrero se van a convertir en un doble test para la política catalana y la nacional. Y en ellas Cs se juega mucho tras sus devaneos de pactos sanitarios y presupuestarios con Pedro Sánchez. A quien Inés Arrimadas parece que acaba de descubrir al comprobar que el Presidente y líder del PSOE prefiere aprobar los PGE de 2021 con Bildu y ERC, en lugar de optar a un pacto con Cs.

A buenas horas descubre Arrimadas a Sánchez. ¿Acaso no entendió que Sánchez llegó al poder en la moción de censura contra Rajoy tras pactar con Iglesias, Junqueras, Otegui y Puigdemont? ¿O que su investidura la logró con ayuda de Iglesias y la abstención de Otegui y Junqueras? Y más aún: ¿no entendió Arrimadas que Pablo Iglesias solo apoyaría los PGE si UP estaba acompañado por Junqueras y Otegui?

Ahora Arrimadas acaba de descubrir a Sánchez. Y Sánchez acaba de verle las orejas al lobo implacable de Iglesias y solo podrá recuperar la iniciativa y la autoridad en el Gobierno cuando se hayan aprobado los PGE e Iglesias no sea imprescindible para que el PSOE gobierne en minoría.

Y todo esto llegará al día ‘D’ decisivo del 15 de febrero cuando después de las elecciones catalanas se dilucide el próximo gobierno catalán entre las dos opciones posibles: la del soberanismo catalán entre Junqueras y ERC y los seguidores de Puigdemont (hoy divididos entre PDeCAT y JxCAT); y un gobierno de la izquierda presidido por ERC con PSC y Podem.

Y es a partir de ese momento cuando Sánchez a nivel decidirá si sigue o no con Iglesias o gobierna en solitario. Como lo hizo desde junio de 2018 hasta su investidura de enero de 2020, pero esta vez con PGE para permanecer en el poder toda la legislatura y con dos ayudas importantes: vacunas contra la pandemia y Fondos de la UE para la reactivación económica.

Iglesias teme ser expulsado del Gobierno y por ello ahora le esta haciendo pasar a Sánchez ‘las de Caín’. Mientras en el flanco derecho de la política Casado ha roto con Abascal primero y ahora con Arrimadas y Cs no irá con el PP a los comicios catalanes.

Y en el PP temen un importante resultado de Vox en Cataluña, cuna política de Cs ,donde Arrimadas, engañada por Sánchez, teme un rotundo fracaso en Cataluña como el de Albert Rivera en las elecciones generales del 10-N de 2019.

Así están las cosas mientras Sánchez cuenta los días y las horas que faltan para lograr los PGE y quitarse de encima la presión de Sánchez y a partir de las elecciones catalanas decidir qué hacer.