Arrimadas rectifica

Presionada por la dirección de Cs la líder del partido liberal Inés Arrimadas se ha visto obligada a imponer condiciones políticas a Pedro Sánchez para aprobar los PGE de 2021.

Y ahora Arrimadas le exige que la ministra Celáa retire de su reforma de la Educación la enmienda que eliminaba la lengua castellana, como vehicular en la enseñanza en Cataluña, y que Sánchez se comprometa por escrito a no hacer un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Arrimadas estaba huyendo del alcance político de su pacto con Sánchez pero la presión de los medios no sanchistas, el acercamiento de Rivera al PP, las críticas de Casado y la presión de su propio partido la han obligado a rectificar.

Y la explicación es muy sencilla porque: los PGE no solo son una cuestión económica sino que incluyen la estabilidad del Gobierno de Sánchez e Iglesias hasta el final de la legislatura. Además, si ERC impone condiciones políticas para aprobar los PGE (la enmienda contra la lengua castellana y la concesión de los indultos a los golpistas), Cs está en su derecho de hacer lo mismo con sus propias exigencias.

De esta manera, tan inesperada por Sánchez, al Gobierno se le complica el pacto de los PGE, porque además ERC mantiene también sus reticencias, y vamos a ver cómo discurren este martes en el Congreso de los Diputados el debate y la votación de las enmiendas a la totalidad de los PGE de 2021.

Y aunque en La Moncloa el sector de la vicepresidenta Carmen Calvo no le quiere dar mucha importancia a la amenaza de Arrimadas, en el sector del vicepresidente Pablo Iglesias si se la dan. Y creen que esto va a facilitar el pacto con ERC que defiende Podemos.

Lo que es tanto como poner a Pedro Sánchez en manos de Junqueras y de la alianza Frankenstein. Para los PGE y para el resto de la legislatura, porque si Sánchez pacta con ERC, concede los indultos y mantiene la enmienda de Celaá contra la lengua castellana entonces no habrá otros pactos con Cs, más allá de los relativos a la sanidad.

Enroque pues de Arrimadas en el tablero político de los PGE y vamos a ver ahora cuál es el precio último que le ponen a Sánchez desde ERC.