La vacuna se acerca, la economía mejora y el contagio crece

A 512 personas asciende el número de muertes confirmadas por causa del Covid-19 (en realidad son bastantes más) durante el pasado fin de semana.

Mientras ésta segunda ola de la pandemia progresa en distintos lugares de España y en otros países de Europa, donde están creciendo las medidas de cierre y protección contra el virus.

Una pésima noticia y otro récord negro de España que contrasta con las buenas y esperanzadoras noticias que emanan desde los laboratorios de Pfizer de EEUU, donde se acaba de confirmar que su proyecto de vacuna avanza con éxito y que en sus últimos ensayos ha superado el 90 % de pruebas con éxito. Lo que permite imaginar que a primeros de 2021 esta vacuna puede estar operativa.

Una expectativa que ha desatado la euforia en los mercados internacionales por lo que ello supone para reactivar la economía, lo que en España supone una subida récord en la Bolsa de Madrid del 8,5 %. Un estirón nunca visto en nuestro país en los últimos 10 años.

Y una expectativa sin duda muy positiva para la UE y también para España donde el Gobierno de Pedro Sánchez está ultimando las negociaciones con Cs y ERC para aprobar los Presupuestos de 2021. Los que el jueves han de pasar en el Congreso de los Diputados el examen de las enmiendas a la totalidad de las cuentas públicas.

Algo que Sánchez espera superar con facilidad con los votos de PSOE, UP, Cs, PNV y otras minorías y también con la abstención de Bildu y de ERC. Un partido este último que está a la espera de que el Gobierno acelere los indultos a los golpistas del ‘procés’.

Crece la esperanza de la vacuna en una carrera infernal con más muertes y más contagios en nuestro país y en el territorio de la UE. Pero siendo todo ello positivo aún seguimos esperando una fecha de vacunación sobre todo para las personas de alto riesgo y mayores de edad.

Como seguimos a la espera de noticias que anuncien la contención de la nueva oleada lo que no se está consiguiendo y lo que anuncia el posible regreso de los confinamientos cuando faltan pocos días para las fiestas de la Navidad.

La vacuna está más cerca, la economía mejora pero la pandemia crece y aún está bastante lejos de su esperado final.