Arrimadas apoya los PGE de Sánchez e Iglesias

Nueva victoria política de Pedro Sánchez tras el anuncio del portavoz de Cs en el Congreso Edmundo Bal de que su partido Cs está decidido a apoyar los PGE de 2021 que el pasado martes presentaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias con un importante nivel de gasto de hasta 240.000 millones de €.

El anuncio hecho público por el partido que lidera Inés Arrimadas es de la mayor importancia porque le garantiza al Gobierno de coalición la plena estabilidad política, al menos en los dos próximos años de la legislatura lo que constituye un nuevo éxito del Presidente Sánchez.

El que hoy intentará que el Congreso de los Diputados le apruebe los seis meses de ‘estado de alarma’ que ha solicitado a cambio de su compromiso de someterse cada dos meses al control del Congreso. Y a pesar de que juristas y constitucionalistas de reconocido prestigio aseguran que no es legal ni constitucional un ‘estado de alarma’ que no sea aprobado cada 15 en el Congreso, como lo exige la legislación vigente.

La que Sánchez espera desbordar este jueves con la ayuda de PNV y ERC -y ya veremos si también de Cs-, lo que sin duda provocará recursos de PP y Vox al Tribunal Constitucional.

Veremos que ocurre hoy en el Congreso pero sabido es que Sánchez suele ganar las votaciones decisivas. Y que si no lo consigue esta semana tendrá en la próxima otra nueva oportunidad. Pero finalmente un estado de alarma más o menos largo en el tiempo lo conseguirá.

Lo que le ofrece a Pedro Sánchez poderes especiales que puede ejercer en cualquier momento, aunque ahora y ante el empeoramiento de la pandemia en España no quiere asumir el mando sanitario nacional para que las culpas y responsabilidades recaigan sobre las CC.AA., reservándose así Sánchez  la oportunidad de intervenir cuando le plazca.

Sánchez está encantado de lo bien que le van las cosas, por más que a España le vaya todo bastante mal. Pero es indiscutible su capacidad para pactar con ángeles (si así se puede llamar a Arrimadas) y demonios (tales  como Iglesias, Junqueras y Otegui).

Porque este Don Juan de la política -que además va de guapo- ha logrado entusiasmar a su Doña Inés Arrimadas, y tiene los PGE de 2021 al alcance de su mano y con ellos asegurada la legislatura.

En cuanto a Arrimadas, se entiende que la líder del Cs haga con Sánchez lo que no quiso hacer Albert Rivera: pactar. Pactos que ella suele vestir como hechos de responsabilidad política ‘útiles para España’. Así lo justificó en sus pasados apoyos a la tercera y cuarta prórroga del primer estado de alarma -que rechazaron ERC y PP-, para ‘salvar vidas’ y luchar contra la pandemia. Lo que anuncia que Cs volverá a apoyar a Sánchez en la nueva votación de la alarma.

Como lo va a hacer en los PGE de 2021 ‘para favorecer la recuperación de la economía y la llegada a España de los fondos de la UE’, que es lo que ahora dicen desde Cs para justificar su aprobación de los PGE. De los que dicen que los impuestos que incluyen no son importantes, y que además han conseguido quitar el impuesto al gasóleo -¡aleluya!- lo que presentan como una gran conquista.

Sin embargo Arrimadas, Bal y Cs incurren en una gran contradicción y en cierta impostura porque separan la sanidad y los PGE de todo lo demás. Y dicen que están en contra de los indultos de Sánchez y se los tragarán, como de los pactos de Sánchez con UP, ERC, Bildu y PNV, que también se tragan sin rechistar.

Y ya se verá si eso no acaba pasándole factura a Cs, sobre todo ahora que el PP ha roto con Vox y se orienta para ocupar espacios políticos de centro en clara competencia de Casado con Arrimadas. Pero esa posible factura del PP a Cs sólo será ejecutiva en unas próximas elecciones que, una vez que Sánchez tiene los PGE de 2021 no llegarán -salvo grave incidente en el Gobierno de coalición- antes de finales de 2023.

Lo que sin duda beneficiará a Arrimadas porque lo que más temen en Cs es un adelanto electoral a corto plazo que los podría hacer desaparecer. Y este argumento también forma parte de los amores de Arrimadas con Sánchez y sus PGE, que lo son de Iglesias también.