Trump mintió para evitar el pánico por el virus

El profesor e historiador norteamericano Allan Lichtman ha pronosticado que  Donald Trump perderá las elecciones presidenciales del día 3 de noviembre, que en su opinión ganará el demócrata Joe Biden, por causa de los graves  acontecimientos económicos, racistas y sanitarios que en los últimos meses dañaron la convivencia en los EE.UU.

Lichtman no es un mago ni un adivino, está considerado como un reputado profesor pero resulta que en las últimas nueve elecciones presidenciales de USA, desde Reagan a Trump, siempre ha acertado el nombre del ganador. De ahí que su pronóstico, recogido en una entrevista en The Washington Post tenga bastante relevancia.

Un diario ‘The Post’ que también publica un extracto del último libro que, sobre Donald Trump, ha escrito el legendario periodista Bob Woodward, el que con Carl Bernstein fue uno de los autores de las investigaciones y los reportajes del Watergate que acabaron con la presidencia de Richard Nixon.

En el libro de Woodward sobre Trump, titulado ‘Furia’ (‘Rage’) -que ofrece el resultado de 18 conversaciones grabadas entre el presidente y el periodista- Trump confiesa que mintió sobre la epidemia del coranovirus en USA ‘para no provocar el pánico, quitándole importancia a la pandemia’.

Esta revelación ha entrado como un tornado en la campaña electoral y su adversario Joe Biden ya le ha llamado gran mentiroso. E incluso en la redes sociales se ha criticado a Woodward no haber revelado antes esa parte de su libro que aparecerá el día 15 de este mes.

El libro de Woodward, el pronóstico de Lichtman y las encuestas coinciden en la derrota de Trump. Pero todo ello inunda las grandes cadenas de la tv de los EE.UU. donde el protagonismo de Trump, con sus mentiras y sus disparates, es abrumador. Y recuerda al que ya tuvo durante su campaña electoral de 2016 frente a Hillary Clinton a la que derrotó.

Motivo por el que en los últimos sondeos electorales Trump ha recortado la ventaja que le llevaba Biden de 7 a 4 puntos, lo que hace pensar a no pocos analistas que Trump todavía no está derrotado y tiene margen para remontar.

Sobre todo porque la campaña de Biden está centrada en la críticas a Trump y no habla de ‘la nueva America’ que ha de relevar la tormentosa presidencia de su adversario, con nuevas propuestas positivas para la reconstrucción del país.

Quedan poco más de 50 días para la jornada electoral que será muy tensa por el coranovirus y las malvadas advertencias de Trump sobre el voto por correo que le llevaron a pedir un aplazamiento de las elecciones, lo que en ese momento reveló el pánico de Trump a la derrota.

Ese mismo pánico que, en sus declaraciones a Woodward, Trump asegura que intentó evitar en la sociedad americana al inicio del estallido de esta pandemia en USA que seguramente, y antes del día 3 de noviembre, llegará a la tremenda cifra de 200.000 muertos. Un balance altísimo que se pudo haber rebajado si Trump y su Gobierno hubieran reconocido el alcance de la epidemia en USA y hubieran actuado con eficacia y celeridad.