Blog de Pablo Sebastián. Presidente y fundador del diario de internet Republica.com

Juan Carlos, Casado e Iglesias refuerzan a Sánchez 

carambola iglesias casado juan carlos

La aparición de don Juan Carlos en la dictadura árabe de los Emiratos, la crisis de Cayetana Álvarez de Toledo en el PP y los problemas judiciales de Podemos refuerzan el liderazgo de Pedro Sánchez en España y al frente del Gobierno. Y si además consigue pactar los Presupuestos de 2021 con UP, Cs y PNV pues miel sobre hojuelas para Sánchez.

Como dirían en Marruecos el presidente del Gobierno español tiene ‘baraka’, es decir mucha suerte. Aunque en este caso no tanto por sus méritos como por los errores y problemas de los demás. Lo que en las últimas horas le ha llevado a erigirse en centro de la estabilidad del país.

Especialmente porque la aparición de don Juan Carlos en la dictadura árabe de los Emiratos -país que lo ha agasajado con muchos regalos- es una mala noticia para España y para La Corona. Porque el Rey emérito se instaló en un lujoso hotel de Abu Dhabi, donde ya estuvo invitado en 2011 y 2018, en lugar de viajar a una democracia europea o americana.

Si a ello añadimos la destitución de Cayetana Alvarez de Toledo por Pablo Casado que la acusa de indisciplina y de despreciar su autoridad, veremos que esta crisis del PP, en la que Cayetana dice verdades como puños pero a puñetazos, beneficia y mucho a Sánchez.

De la misma manera que los problemas de Iglesias y UP con la justicia, que además no paran de crecer, también refuerzan la posición de Sánchez en el seno del Gobierno de coalición y debilita sensiblemente a Pablo Iglesias y su resistencia a favorecer un pacto presupuestario con Cs y PNV.

La que se ha convertido en la única oportunidad del Gobierno de coalición para aprobar los PGE de 2021, reactivar la economía y recibir las ayudas financieras de la UE. O ¿acaso prefiere Iglesias un adelanto electoral en su actual situación política?

A Sánchez, sin mover un dedo y simplemente con esperar, le acaba de salir una carambola a tres bandas (Emerito, UP y PP) que deja en sus manos la iniciativa política de este país, aunque los problemas a los que se enfrenta son enormes.

Pero de momento se ha quedado sin oposición dentro y fuera del Gobierno y con una especial relación con el Rey Felipe VI, que le está agradecido y que, en estos momentos, depende y mucho de él. A sabiendas Sánchez, también, que don Felipe es esencial para la estabilidad institucional del país, lo que refuerza esta doble entente cordial.

Sobre el autor de esta publicación