La insufrible Europa de los mercaderes

Brussels (Belgium), 18/07/2020.- Dutch Prime Minister Mark Rutte removes his face mask at the start of the second day of an EU summit in Brussels, Belgium, 18 July 2020. European Union nations leaders meet face-to-face for the first time since February to discuss plans responding to coronavirus crisis and new long-term EU budget at the special European Council on 17 and 18 July. |

El Consejo Europeo entra en su cuarto día de negociaciones en pos de lograr un acuerdo sobre los fondos europeos para la recuperación de las economías de los países de la UE más afectados por la crisis sanitaria del COVID-19.

Y no sabemos bien qué más necesita Europa para responder con celeridad y generosa solidaridad al tremendo impacto de está crisis que se ha llevado por delante la vida de miles de ciudadanos, y sumido en la ruina a millones de empresas y destrozado millones de empleos y vidas familiares.

Solo una guerra en el viejo Continente puede superar este desastre frente al que países como Holanda y los ‘frugales’ que los secundan (Dinamarca, Suecia, Austria y Finlandia) han dado una lección de intransigencia y falta absoluta de solidaridad, rompiendo el espíritu de los fundadores de la UE y creando un bloque de intransigencia por cuestiones financieras que a ellos les afecta bien poco.

Lo que a corto u medio plazo Holanda y sus ‘frugales’ acabarán pagando mucho más caro, por lo haber entendido el momento histórico en el que nos encontramos y la incertidumbre que enmarca el futuro inmediato de todas las naciones implicadas, ahí incluido el mercado único y el euro al que están poniendo en peligro.

El ejemplo del Brexit todavía está muy cercano y si los desencuentros se mantienen en las próximas horas serán las estructuras y las instituciones de la UE las que sufran un grave deterioro hasta no sabemos dónde por causa de esta ‘frugal’ -y nunca mejor dicho- Europa de los mercaderes del Norte que, como ‘El mercader de Venecia’ de William Shakespeare, acabará por arruinar al avaro prestamista.

Vamos a ver qué ocurre en las próximas horas pero todo apunta a que se está llegando, como dice el presidente Macron, a ‘la hora de la verdad’. Al tiempo que, en lo que a España se refiere, cabe imaginar que el presidente Sánchez está vez habrá entendido que sus programas presupuestarios y sociales, con alta carga ideológica, no pueden continuar.

Digan lo que digan sus socios de Gobierno de coalición, Unidas Podemos, porque la recuperación económica y social deben de pasar por encima y por delante de la ideología salvo que como Holanda y sus 'frugales', Pablo Iglesias solo esté pensando en clave electoral.