Tregua política para pactos económicos 

En el frente político nacional parece abrirse paso una tregua en vísperas del fin del estado de alarma y el comienzo de ‘la normalidad’ y la plena libertad de movimientos que llegará a partir del lunes 22.

Así se desprende del ofrecimiento del portavoz del PP en el Senado Javier Maroto al presidente del Gobierno Pedro Sánchez de la disposición de los populares a llegar a acuerdos en cuestiones económicas y sociales para la reconstrucción del país.

Sánchez ha dicho que recoge el guante y que ‘nunca es tarde si la dicha es buena’, mientras desde el Gobierno la ministra María Jesús Montero dice a Podemos que hay que ‘adaptar’ los acuerdos de la coalición a la situación del país como consecuencia de la crisis sanitaria.

Y desde Podemos Pablo Echenique responde diciendo que los pactos son para cumplirlos aunque añade que ellos están dispuestos a una cierta ‘flexibilidad’. A la par Cs mantiene su mano tendida a Sánchez siempre que Podemos no imponga su ley laboral y fiscal, entre otras cosas.

Por su parte, y como siempre, el PNV están a lo que paguen y donde ahora impera la tensión es en ERC donde Rufián insiste en decirle a Sánchez que tiene que elegir entre Junqueras y Arrimadas.

Pero ERC, tras el acercamiento de Cs a Sánchez, ya no tiene la capacidad de tumbar esta legislatura. Y si lo intenta será el propio Pablo Iglesias -que no quiere salir del Gobierno por nada del mundo- quién le diga a Junqueras que o ERC aprueba los Presupuestos, por las buenas y sin amenazas, o el Gobierno pactará con Cs y Junqueras se quedará sin indulto y no podrá ser presidente de la Generalitat tras las elecciones catalanas del otoño.

Parece que, tras la tensa batalla política en el campo de la sanidad, ahora estamos entrando en un tiempo de tregua y de tibios movimientos en todos los partidos en pos de la reconstrucción económica y social del país en tres frentes: Presupuestos, la Comisión de Reconstrucción y el ‘diálogo social’.

Y las palabras mágicas que políticos, empresarios y sindicalistas utilizan ahora para rebajar la tensión y buscar acuerdos son las de: emergencia, consenso, flexibilidad y adaptación’.

Veremos lo que dura esta nueva situación pero quien se tiene que adaptar, y flexibilizar y consensuar su posición cambiando sus modales y sus objetivos iniciales son Pedro Sánchez y Pablo Iglesias desde el Gobierno de la nación.