Sánchez pedirá el rescate a la UE

Pedro Sánchez no ha querido comparecer ante los medios, tras el Consejo Europeo de ayer, porque a sus propuestas de plan de recuperación de la economía europea las cosas no le fueron muy bien, y sobre todo porque no quería responder a la pregunta -que ya eludió en el Parlamento- de si va a pedir, y cuándo, el rescate financiero de España a la UE recurriendo a los fondos MEDE que ya aprobó el Consejo Europeo.

Sánchez huye de la prensa y no quiere hablar del ‘rescate’ sencillamente porque lo va a pedir, porque si fuera a decir ‘no’ (como de momento hace Italia) ya habría dado la respuesta.

Pero aunque lo de pedir el rescate tiene mala fama política y financiera, dentro y fuera de España, en la dramática situación española -sanitaria y económica- este Gobierno no se debe de andar con remilgos ni trucos de propaganda, porque lo del rescate nos puede aportar a España 25.000 millones de euros -que serán a devolver en largo plazo y con intereses- que ahora nos vendrán muy bien, aunque empeorarán la deuda del país.

Pero lo de pagar la deuda más adelante no es tan importante (y nunca se sabe lo que ocurrirá al final) lo importante ahora es tener fondos -‘pájaro en mano’- máxime con un Gobierno sin Presupuestos, en minoría y con los populistas de Iglesias sentados en el Consejo de Ministros y armando líos sin cesar,

Y otro gallo le cantaría a España si este país tuviera un Gobierno de unidad nacional (PSOE-PP) con Presupuestos y estabilidad parlamentaria. Pero de momento tenemos lo que tenemos y más vale que Sánchez pida cuando antes el rescate, antes de que este sea un país fallido y sin credibilidad en los mercados nacional e internacional.

Y además el tiempo es oro y quien da primero da dos veces, porque pronto habrá cola en la ventanilla del MEDE, y no conviene esperar a ver qué pasa con los nuevos fondos del ‘plan de recuperación europea’ a los que aún le faltan semanas o meses de negociación.

Y que se despida Sánchez de su pretensión de que ese Plan Marshall a la europea de 1.500 millones de euros se facilitara a fondo perdido porque el Norte pujante de Europa (Alemania, Holanda, Suecia, Finlandia y Austria) no lo consentirán. Puede que un 30 % sean ayudas pero el resto serán créditos blandos pero a devolver.

Y máxime en las actuales circunstancias ideológicas e inestables de los Gobiernos de España e Italia, con los populistas de extrema izquierda de Podemos y Movimiento 5 Estrellas sentados en los gobiernos de Madrid y Roma.

O sea, Pedro Sánchez ‘coge el dinero del rescate y corre’ y mañana Dios dirá, porque la incertidumbre de la crisis es enorme y en cualquier momento puede empeorar.