Temor al rebrote de la epidemia y balance sanitario

Este jueves y hasta el domingo inclusive entramos en España, por los días festivos y ausencia casi total de la actividad económica, en situación de pleno confinamiento nacional. El que hoy será reconducido hasta el día 26 de abril con la aprobación en el Congreso de los Diputados de un tercer ‘Estado de Alarma’.

Es cierto que en las últimas semanas hemos asistido a un descenso de los números de contagios y fallecidos, según las cifras ‘oficiales’ del Gobierno, que en el capítulo de las muertes es más que discutible. Y también parece que se ha rebajado la presión sobre los hospitales lo que es buena señal, como también lo es el aumento notable de enfermos dados de alta.

Pero en los tres últimos días hemos asistido a un leve aumento progresivo de contagios y fallecimientos que ha desconcertado a los estrategas de la crisis.

Lo que pone en entredicho la estrategia sanitaria del Gobierno y aparece el temor a un serio rebrote de la epidemia en España si, a partir del lunes 13, se renueva la actividad económica de manera sensible y vuelven a subir las cifras negativas. Y si eso es así estaríamos ante un repunte de la epidemia lo  que sería una pésima noticia para España. Pero habrá que esperar unos días a ver qué ocurre.

Mientras tanto el balance de la situación sanitaria española es el siguiente:

  • La pretendida bajada de la curva de contagios y muertes que se han podido ver en los últimos días ha sufrido un remonte y los contagios ya están por encima del 4 % con más 150.000 personas contagiadas y las muertes ya superan los 15.000.
  • A estas cifras hay que añadir las decenas de miles de persona con unos contagios graves y asintomáticos que están en sus casas, y los miles de muertos por el virus y no contabilizados porque no se les hicieron los test. Lo que de ponerse en evidencia nos llevaría a una proyección realista de más de 300.00 contagiados y de 20.000 muertos.
  • En estas circunstancias falta por saber que decidirá el Gobierno en los próximos días para ver en qué condiciones levantará, si es que lo hace, el bloqueo de la actividad económica, a partir del próximo lunes día 13 y qué impacto tendrá ello en los porcentajes de nuevos contagiados y muertes.
  • De igual manera habrá que ver si se ponen en marcha los anunciados tests rápidos a un total de 30.000 familias (a unas 60.000 personas) en los próximos días y semanas y si, como resultados de esos tests vamos a ver un mapa mucho más claro y más duro sobre el verdadero nivel de contagios en España.
  • También como consecuencias de esos test (que se harán de aquí a finales de abril) vamos a ver cómo consigue el Gobierno que los contagiados y asintomáticos acepten su aislamiento en pabellones y centros de varios organismos públicos y de privados contratados, para evitar que sigan contagiando a sus familias y compañeros de casas y para ser tratados como enfermos leves.
  •  El problema añadido que se plantea es el de dibujar, tras esos tests, un nuevo y más realista mapa de la epidemia en España. Y es, a la vista de esa nueva información, cuando el Gobierno deberá decidir si amplía o no por cuarta vez el ‘Estado de Alarma’.