Junqueras destapa el lado oscuro de su pacto con Sánchez

Pere Aragonés, el lugarteniente del preso sedicioso Oriol Junqueras, ha empezado a desvelar los secretos del pacto de investidura de ERC con Pedro Sánchez y ya habla abiertamente de la candidatura de Junqueras a las elecciones catalanas del próximo mes de mayo, si es que Quim Torra mantiene el calendario anunciado.

Llevamos más de tres meses advirtiendo que la clave secreta del pacto de la investidura de Sánchez tiene como principal y doble objetivo el que Sánchez ocupe La Moncloa y Junqueras la Generalitat.

Todo lo demás son adornos estratégicos de unos y otros. Pero el plan es buen sencillo e incluye la presencia de Sánchez y Junqueras al frente de los Gobiernos de España y Cataluña, lo que se está preparando en varias fases:

-La primera, ya cumplida, ha sido la abstención de ERC en la votación para la investidura de Sánchez, el candidato que salió airoso de esa porfía y que ya está en La Moncloa.

-La segunda fase es la puesta en marcha de la llamada Mesa de Diálogo para demostrar ERC a sus votantes (y a los de JxCAT) que allí obtendrán importantes cesiones de soberanía del Gobierno español (indultos y una consulta catalana, amén de regalos financieros y de competencias).

-La tercera fase es la puesta en marcha de los indultos a los golpistas que han sido condenados por el Tribunal Supremo, para rebajar la tensión y sobre todo para que Junqueras sea candidato a la Generalitat, una vez que lo saquen de la cárcel y le quiten la inhabilitación.

-La cuarta fase consiste en, terminadas las elecciones catalanas, hacer que Junqueras sea nombrado presidente de la Generalitat con los votos de los diputados catalanes de ERC, PSC y Podemos. Lo que ocurrirá si Junqueras gana como si queda por detrás del candidato de Puigdemont que podría ser el mismísimo Puigdemont. O incluso Artur Mas.

-La quinta fase, y ya con Junqueras en la Generalitat, ERC deberá aprobar los Presupuestos del gobierno de Pedro Sánchez para que logre estabilidad y pueda avanzar en la legislatura.

De todo ello el capítulo más espinoso para Sánchez es el de los indultos, cuestión que ya está empezando a aparecer en el debate público. Lo de la reforma del artículo de la sedición del Código Penal es solo un globo sonda, que no le sirve a Junqueras porque además de por sedición también está condenado por malversación, delito que incluye penas de inhabilitación y prisión.

Luego a Junqueras solo le sirve el indulto de Pedro Sánchez para poder ser candidato a la Generalitat. De hecho el baile de los indultos, que han de ser personales y de uno en uno, ya está empezando con la esperada petición de UGT del indulto de la golpista condenada y presa, Basa.

Y si esto es muy grave más grave aún es que Pablo Casado todavía no se ha enterado de lo que se está tramando en La Moncloa. El lugar a donde acudirá el lunes para hacer de telonero o comparsa del detallado plan que ya tienen preparado a Junqueras y Sánchez y cuya segunda fase está a punto de comenzar.