Dice el canalla Junqueras: ‘Y una mierda, y una puta mierda’

Es una vergüenza que el Presidente de España, Pedro Sánchez, esté de rodillas negociando la estabilidad del Gobierno con un delincuente preso y condenado (por sedición y malversación) que además se expresa como un canalla y exige que Sánchez le conceda el indulto (antes de aprobarle los Presupuestos, para ser Presidente de la Generalitat desde donde pretende -como acaba de afirmar- volver a declarar la independencia de Cataluña y repetir el golpe de Estado de 2017.

Esto es lo que acaba de declarar el canalla Junqueras al diario ‘sanchista’ El País. Un periódico, que como el PSOE, no es ni sombra de lo que fue y que se ha convertido en cómplice de este desastre nacional que acabará mal. El diario que no es capaz de responder al zafio Junqueras que promociona ni denunciar a Sánchez ni defender la Constitución, al Rey y la Justicia.

‘Y una mierda, y una puta mierda’, así responde Junqueras a la pregunta de si no engañó a los catalanes cuando les prometió la independencia. Así, en esos términos, se expresa el canalla Junqueras socio de Sánchez e Iglesias, el dueño absoluto de la situación.

El que, convencido de que es un héroe y un mártir, el canalla les dice a sus compañeros de viaje, el PSC de Iceta -otro que tal baila-: ‘los socialistas catalanes han aplaudido la prisión de inocentes’. Y añade: ‘será un placer cruzarme con los socialistas catalanes cuando salga de aquí -está seguro que saldrá con indulto- y a ver si nos aguantan las miradas’ (sic).

El PSC se está convirtiendo en la mortaja del PSOE porque ya están con la autodeterminación y la independencia de Cataluña. Y eso solo se cura con la ruptura frontal del PSOE con su sucursal catalana para presentar allí sus propias siglas en Cataluña, empezando en los comicios autonómicos de los próximos meses.

Dice el canalla Junqueras, el de la mirada torcida que cree irresistible, que él es ‘mas fuerte desde la cárcel’ que Sánchez desde La Moncloa. Y eso es verdad y lo vemos a diario. Pero además el canalla Junqueras sabe que los Presupuestos de 2020 son su última oportunidad y que todo lo que no logre antes de la votación de las Cuentas del Estado, no lo conseguirá jamás.

Porque con los Presupuestos de 2020 Sánchez puede continuar tres años en los que se vengará de las humillaciones a las que le ha sometido ERC y de las que Sánchez se vengará si es que no se caen juntos y agarrados por ese precipicio en cuyo brocal no dejan de bailar una danza macabra que la realidad y la sociedad española en su conjunto (y la catalana en particular) rechazarán.

‘Y una mierda, y una puta mierda’ les dice Junqueras a los redactores de El País, el periódico del IBEX 35, que no es ni sombra de la que fue y donde no hay un redactor capaz de subir a una mesa para repetir los primeros versos del poema de Quevedo que empieza así: ‘no he de callar por más que con el dedo,/ ya tocando la boca o ya la frente/, silencio avises o anuncies miedo’.